Tres estudiantes de medicina y un chofer de Uber asesinados, hace un año, causaron fuertes movilizaciones estudiantiles en Puebla

Dulce Gómez/ @dulcgomez

El Gobierno del Estado está poniendo toda la atención para que la sentencia que se le dicte a las personas involucradas en el asesinato de tres estudiantes de Medicina y de un conductor de UBER sea implacable y rigurosa, señaló el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta.

En su habitual conferencia de prensa matutina, el mandatario estatal recordó que se cumplió un año del asesinato de tres estudiantes de Medicina, dos de la UPAEP y uno de la BUAP, así como de un chofer de una plataforma de taxis privados.

“Se cumple un año de este horrendo crimen cometido en agravio de tres estudiantes de Medicina, dos de nacionalidad colombiana y uno de Veracruz, más el conductor de UBER (…). Un hecho lamentable, derivado de un ambiente de violencia que se dio en Huejotzingo”, expresó en alusión al crimen que se perpetró luego de que los jóvenes asistieron al carnaval de dicho municipio.

En este tenor, el titular del Ejecutivo apuntó que ya están detenidos los responsables de este hecho y apuntó que su gobierno está atento para que se les aplique la ley.

Afortunadamente están detenidos los responsables materiales, tanto los ejecutores como el jefe de la banda, están sujetos a un proceso que se desarrolla en los tiempos que los procedimientos penales prevén, así es que estamos poniendo toda la atención para que la sentencia que se les dicte sea la sentencia más implacable y rigurosa”, dijo.

Las personas que fueron asesinadas luego de que salían del municipio, a bordo de un UBER, son: Ximena N, de 22 años y José Antonio N, de 25 (ambos de Colombia e intercambio en la UPAEP), así como de Francisco Xavier N, de 22 años (de Veracruz y estudiante de la BUAP), y de Josué Emmanuel N, de 28 años de edad, chofer.

Todos fueron reportados como desaparecidos, sin embargo, horas después fueron hallados en un terreno, en la misma localidad.