Su cuerpo fue hallado encajuelado atrás del penal de San Miguel

Exclusivas Puebla

La mañana de este miércoles fue hallado el cuerpo sin vida de un guardia de seguridad privada, al que ejecutaron con el tiro de gracia, abandonado el cadáver en la cajuela del vehículo en el que viajaba y desde el cual custodiaba un camión con mercancía que fue robado y que provenía del estado de Veracruz. Fue la madrugada de este miércoles, cuando autoridades poblanas fueron alertadas por los directivos de una empresa, que dieron cuenta de que sus dos unidades, un tráiler cargado con mercancía y que al parecer tenía como destino la Ciudad de México y un auto particular de la marca Nissan, tipo Tsuru de color blanco se habían salido de su ruta habitual, y se encontraban en Puebla capital. Hasta ahora se sabe que ambas unidades habían ingresado a Puebla por la autopista Puebla-Orizaba, pero al llegar al municipio de Esperanza, los radares indican un recorrido inusual al programado, ´por lo que se presume que en ese punto fueron interceptados por algún comando armado, que logró neutralizar al agente de seguridad privada y al conductor de la pesada unidad. Pero no fue hasta que el radar del vehículo particular marcó como última ubicación atrás del penal de San Miguel en esta ciudad capital, sobre el camino que se dirige al relleno sanitario de Chiltepeque. Fue por ello que tanto elementos de la policía estatal como municipal, acudieron al punto que les fue indicado, encontrando el automóvil que le asignaron al guardia de seguridad, mismo que no tenía placas de circulación ni engomado alguno, pero que en la cajuela, se encontraba el cadáver del empleado en cuestión, el cual se dijo en el lugar de los hechos, durante las diligencias del levantamiento de cadáver, que presentaba el tiro de gracia, además de que al parecer fue también torturado, pues tenía abrasiones y hematomas en diferentes partes del cuerpo. De la pesada unidad nada se sabe, sólo parece que llevaba aluminio, pero se sigue rastreando la misma, en tanto que se ya se abrió la carpeta correspondiente, para poder esclarecer este crimen.