“La realidad es que hay muchos ambulantes que no cumplen con los protocolos como tal, así como en el transporte público y queremos que esto sea parejo para todos”, fue uno de sus argumentos

 

Dulce Gómez/@dulcgomez

 

“Si no abrimos, nuestra gente se muere de hambre”, expresaron representantes, trabajadores y usuarios de gimnasios, durante una manifestación que la tarde de este lunes realizaron en diferentes puntos de Puebla, uno de ellos fue en el Bulevar Forjadores.

En dicho lugar, frente al centro comercial Cruz del Sur, alrededor de las 14:30 horas, mujeres y hombres ligados a la Cámara Nacional de Gimnasios y Clubes Deportivos (Canagym) tomaron una clase zumba que se extendió por una hora.

Los participantes portaron cubrebocas, sin embargo, en su mayoría no guardaron una sana distancia, además de que ocasionaron congestionamiento vehicular y el enojo de conductores que circulaban por la zona.

Incluso, algunos inconformes descendieron de sus automóviles para reclamar a los integrantes de la Canagym. Otros más se las arreglaron para, de alguna manera, buscar una ruta alterna.

En entrevista, Juvenal Vargas, representante de esta cámara, dijo que las autoridades deben ofrecer un piso parejo para locatarios y ambulantes, toda vez que, puso como ejemplo que mientras los locatarios acatan las medidas establecidas por el Gobierno del Estado, los ambulantes continúan en las calles.

“La realidad es que hay muchos ambulantes que no cumplen con los protocolos como tal, así como en el transporte público y queremos que esto sea parejo para todos. Si nos van a cerrar nosotros, entonces tampoco queremos que haya ambulantes, además de que es necesario que en el transporte público también se acaten las medidas”, indicó.