Por: Padres e Hijos

La grasa de los brazos es un problema que hace sufrir a muchas mujeres, sin embargo, es un tema común y normal, hay que reconocer que es una parte del cuerpo muy complicada y pequeña, así que se puede dificultar el disminuirla de manera fácil y natural.

Muchas mujeres que odian la parte superior de sus brazos terminan buscando cirugía para estilizarlos. Según la Sociedad de Cirugía Plástica Americana, casi 25 mil mujeres recibieron cirugía para brazos en el 2016.

 

La acumulación de grasa se debe a los altos niveles de estrógeno que producen las mujeres, pues necesitan una cierta cantidad de grasa para ser saludables (mínimo el 12% de su peso total), y debe provenir de la grasa esencial que se encuentra en el corazón, pulmones, hígado, riñones, intestinos, músculos y tejidos del sistema nervioso central, de acuerdo con la Academia Nacional de Medicina del Deporte.

La grasa corporal es estructuralmente importante, protege a los órganos, aísla el cuerpo para controlar la temperatura, es una fuente de energía, necesaria para la producción de hormonas y las funciones de reproducción.

Parece difícil encontrarle tantas virtudes a una parte del cuerpo que quisiéramos eliminar, por lo que debemos enfocarnos en vivir de manera saludable y llevar un estilo de vida activo. Al hacerlo, notaremos grandes resultados en todo nuestro tu cuerpo, incluyendo los brazos.

A través de una combinación de alimentación saludable, una rutina de cardio y fuerza, perderemos grasa de forma natural en brazos, piernas y vientre, logrando una tonificación adecuada en los músculos.

Hay que recordar que la flaccidez de cualquier parte de nuestro cuerpo es por la ausencia de músculo, por lo que deberemos trabajar en la construcción y forma de los mismos.