Por: Es la moda

En esta época los fines de semana son muy intensos; es decir, tenemos comidas familiares, cenas pesadas, mucho alcohol, dulces, fiestas, desvelos etcétera. Haber consumido tanto ahora lo ves como un error, te sientes con dolor de cabeza, sensación de pesadez, con poca energía y hasta súper inflamada. Te dejamos algunos tips para que en enero depures tus excesos de diciembre.

Desayuna smoothies

Sus ingredientes deben ser naturales y recién exprimidos. Nada de jugo en polvo o preparado. Lo más recomendable es que sean smoothies de piña o papaya. Y de preferencia bébelos 15 min antes de almorzar.

Consume mucha agua y lleva un registro

Beber agua eliminará las toxinas acumuladas en tu maratón. Su efecto depurativo no tiene comparación. Además llevar un registro te motivará a beber más cada día y quizá comiences con un buen hábito este año.

Que todas tus comidas lleven frutas/verduras

No te voy a decir que sólo comas ensalada, pero de preferencia intenta comerla 3 veces al día. Por ejemplo, en la mañana prepara tu desayuno con un tazón de fresas o plátano, y en la tarde acompaña tu comida con apio, zanahoria o lechuga (de preferencia crudas).

Haz alguna actividad que te haga sudar

Sudar es buenísimo, porque a través de la transpiración liberas toxinas. No todas somos chicas fitness, pero puedes limpiar a fondo tu cuarto, pasear en bici, correr en un parque o incluso hacer mañaneros con tu chico *guiño guiño*

Mastica todo 10 veces ¡obligatoriamente!

Para ayudar a tu metabolismo con la carga de trabajo que le diste el mes pasado, intenta comer despacio y masticar bien. Es como aventajarle la chamba, en lo que él se encarga de trabajos pasados.

Evita consumir más toxinas

En medida de lo posible intenta dejar (al menos por un tiempo) el tabaco, alcohol, café, cualquier tipo de refresco, transgénicos y azúcar refinada. Seguro no sabes, pero gran porcentaje de estos productos están ahorita en tu cuerpo luchando por mantenerse ahí para hacerte daño.

Prepárate tés como bebidas

Como dijimos en el punto pasado, dile adiós al café y refrescos. Pero puedes sustituirlos con infusiones de hierbas para promover tu desintoxicación. De preferencia toma té verde, manzanilla, diente de león, escarola y hasta lechuga romana. Eso sí, endúlzalos con miel.

Duerme bien y relájate

Ya es súper sabido que dormir bien restaura, recupera energía y fuerza. También es recomendable hacer alguna actividad relajante como meditación, yoga, bailar, pintar, etc. No como responsabilidad, sino para aligerar tu día.

Cambia tus productos de uso diario por productos naturales

Las toxinas no sólo afectan a tu peso, así que prepara o compra productos naturales. Puede ser desde champú, jabón de cara, pasta de dientes, hasta cosmética natural. Para que tu piel y cabello también se sientan más frescos y relajados.