Muy Interesante

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3, relacionado con salud y bienestar, de la ONU plantea que para el año 2030, la epidemia del VIH debe frenarse. El virus de inmunodeficiencia humana, causante del SIDA, se infecta en las células sanas y se integra en su material genético. En 2007 un ciudadano estadounidense de 44 años, residente en Berlín con VIH diagnosticado recibió un trasplante de células madre que reemplazó sus glóbulos blancos con versiones resistentes al VIH, esto le sirvió para ser el primer caso clínico curado con este virus. Ahora, doce años después, otro caso curado emerge. Un paciente, cuya identidad no se ha revelado, pudo dejar de tomar medicamentos antirretrovirales, sin signos de que el virus regresara 18 meses después. El caso anónimo, referido como el “paciente de Londres” por los investigadores, fue informado con cautela en la revista Nature como todavía demasiado “prematuro” para ser declarado una cura, pero es un avance esperado.

UNA MISMA TERAPIA CONTRA VIH

 La misma terapia tuvo un éxito temprano con Timothy Ray Brown, conocido como el “paciente de Berlín”, originario de Seattle, Washington. Más de una década aún está libre de VIH. Hasta ahora, Brown es la única persona que se cree que se ha curado, pero ¿cuál de las muchas cosas que se le hicieron contribuyó a la aparente cura? De los más de 37 millones de personas infectadas en todo el mundo, 21 millones tienen acceso a terapias que pueden mantener la enfermedad bajo control, informó The New York Times. Los tratamientos modernos con medicamentos para este virus han transformado una infección que se puede manejar a largo plazo si se sigue un régimen de por vida. La revista Nature informó que al igual que Brown, el último paciente también tenía una forma de cáncer de la sangre que no respondía a la quimioterapia. Por lo que ambos requirieron un trasplante de médula ósea, en el cual sus células sanguíneas serían destruidas y repuestas con células madre trasplantadas de un donante sano.

 Sin embargo, la donación no fue de cualquier donante. Brown tenía la particularidad de que portaba una mutación en uno de los dos alelos del gen CCR5, un error genético que da resistencia e impide al virus penetrar en la célula. Cuando la mutación, que afecta al 1% de la población europea, está en los dos alelos de cada gen, el VIH no puede abrir las compuertas para entrar en la célula. A Brown se le trasplantaron células madre de un donante que tenía esa mutación y ya lleva 11 años sin rastro del virus. El “paciente Londres”, que por ahora prefiere mantener el anonimato, también recibió medicamentos inmunosupresores y dejó de tomarlos en setiembre del año pasado, informó el Doctor Ravindra Gupta, médico de enfermedades infecciosas de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, y quien presentó el hallazgo.

¿CURADO POR COMPLETO?

El hombre no identificado, fue diagnosticado con VIH en 2003 y comenzó a tomar medicamentos para controlar la infección en 2012. No se ha explicado por qué esperó tanto tiempo.