Jesús Lemus

Agrupaciones pro vida declararon “la guerra” a los diputados del Congreso del Estado de Puebla, el cual fue clausurado simbólicamente en caso de insistir con la despenalización del aborto previo a las doce semanas, cuyo delito se castiga con un año de prisión.

Fueron integrantes del Frente Nacional por la Familia, los que se manifestaron a las afueras del Congreso del Estado de Puebla, mientras los legisladores se encontraban sesionando de forma virtual para abordar diversos temas.

Entre esos temas, se encuentra la reforma que presentó el diputado local del PT, Rodolfo Huerta Espinosa, a los artículos 339, 340, 341 y 342, para evitar que la mujer pise la prisión por un año ante la interrupción del embarazo y que se suma a la presentada por su par de Morena, Estefanía Rodríguez Sandoval, quien busca que este escenario sea gratuito en los centros de salud.

El legislador recordó que hace 13 años fue diputado del PRD y también presentó la misma reforma para despenalizar el aborto, provocando que la iglesia católica lo “amenazada con ex comulgarlo” en caso de insistir con el particular.

Agregó que hoy existen mejores condiciones para defender los derechos de las mujeres y sentenció que si la ex comunión servirá para salvar a este sector, “con gusto aceptará el castigo divino”.

Durante la movilización que derivó en clausurar el Congreso del Estado, los integrantes del movimiento también se postraron frente a una pinta que tiene la leyenda “si hay aborto, hay guerra”, donde señalaron que la vida debe protegerse desde la concepción hasta la muerte.”