Odemaris González

La tenista Serena Williams reveló que, durante el confinamiento obligatorio, debido a la pandemia, observó las molestias que tenía en su cabeza, dado que éstas
eran cada vez más fuertes, por lo que explicó, inició un tratamiento para evitar las molestias. Aunque es difícil de creer que la famosa atleta ganadora de 23 Grand Slam,
quien dominó el tenis durante los últimos 20 años, escondiera el dolor que debía soportar para lograr alcanzar el éxito.

“No es una lesión de rodilla, es algo que no se puede ver físicamente. Realmente no puedes decir: ‘Oh, papá, tengo migraña. Voy a dejar de jugar ‘. La gente dice: ‘No veo hinchazón. No veo moretones.
Aguantarse.’ Me acostumbré a jugar a pesar del dolor”, y agregó: “No se puede ir a una conferencia de prensa con los medios preguntando, ‘Bueno, ¿qué pasó?’ y decir ‘Bueno, tuve un ataque de migraña’. Tuve que encontrar una manera de superarlo”.
Uno de los puntos que compartió en la charla es que durante el tiempo que pasó
sin las constantes actividades que realizaba día a día, las migrañas eran más intensas en comparación a las que padecía durante las prácticas o partidos. “No suelo hacerlo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, como trabajar en mi fondo de riesgo y cuidar a un
niño y trabajar en mi empresa de moda”.
De igual forma, destacó que empezó a consumir pastillas cuando presentía que podía tener las migrañas y esto ha resultado benéfico, pues cada vez se han hecho
menos constantes.