Los habitantes de San Diego Recoba no escucharon sus súplicas y hasta le colgaron ya muerto su placa oficial

Exclusivas Puebla

Un policía en activo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado de Puebla fue linchado este domingo en una comunidad de Tlaxcala, donde a él y a otros sujetos los habrían sorprendido, presuntamente, robando a mano armada una camioneta; los otros lograron darse a la fuga. Fue la madrugada de este domingo cuando poco más de un centenar de personas se apostaron en la plaza principal de la comunidad de San Diego Recoba, perteneciente al municipio de Hueyotlipan, en el vecino estado de Tlaxcala, para tan sólo hacer justicia por propia mano, ante la ola de violencia e inseguridad que vive ese poblado. De acuerdo a la versión de policías tlaxcaltecas, la víctima mortal, quien fue identificado como el oficial Juan Manuel N., y otros dos sujetos, intentaron despojar a un comerciante de la zona de su camioneta de tres y media toneladas con mercancía, y quien fue presidente municipal de Hueyotlipan.

Fue entonces cuando supuestamente pidió ayuda y señaló al policía como uno de los presuntos responsables, a pesar de que éste había mostrado su placa, y quien aseguraba que no era ladrón y que se acercó a ayudar a la víctima de robo, según una versión que corrió entre los testigos que escucharon al oficial antes de que fuera asesinado por la turba enardecida. Lo habitantes lo ataron a un poste, donde amenazaban con prenderle fuego, cosa que ya no se dio, pero terminaron por propinarle una brutal y mortal golpiza, que al final de cuentas en el trayecto a un hospital murió. Muchas veces intentó decir que no era ratero y les mostraba su placa, la que al final de cuentas terminaron por colgarle en el cuello, y que la gente siguiera golpeándolo hasta que sucumbiera por las severas lesiones que recibió. “Se los suplico, no me maten, por favor”, fueron las últimas palabras que alcanzó a decir antes de que perdiera el conocimiento y después la vida, cuando policías de esa región de Tlaxcala lograron, tras seis horas de negociaciones, rescatarlo aún con signos vitales. Aunque las autoridades poblanas no han confirmado si el linchado en Tlaxcala era elemento en activo de la SSP, tampoco se han pronunciado por este bochornoso hecho, ya que hay gente que asegura que el policía sí formaba parte de una banda dedicada al robo, sobre todo de casa habitación, actividad que tampoco ha sido confirmada por instancia alguna.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.