Eduardo Sánchez

El Diputado Local por el Partido Nueva Alianza (Panal), Cirilo Salas Hernández, reveló que ya no tiene interés alguno en el partido tras la derrota sufrida en los pasados comicios, por lo que, ahora, sólo se enfocará en terminar su periodo dentro del Congreso del Estado. En entrevista para este medio, declaró que Emilio Salgado, Presidente del partido, debe dar la cara por la derrota del pasado 1 de julio, así como anunciar cuál será el futuro del partido ante la pérdida del registro nacional. Aunado a esto, indicó que no ha tenido ningún acercamiento con la dirigencia local, así como ya no tiene interés alguno en permanecer dentro de las filas del Panal. Al cuestionarlo sobre si buscará otro partido, Cirilo Salas rechazó que, por el momento, busque otro espacio en la política, aunque recordó que estuvo apoyando el proyecto de Martha Erika y lo continuará haciendo.

PROS Y CONTRAS DE LA SEP FEDERAL

Ante la llegada inminente de la SEP Federal a Puebla, Salas Hernández, quien, además, tiene a cargo la comisión de educación en el Congreso Local, indicó que la cercanía es un gran punto a favor, aunque la pérdida de empleos será inevitable. En este rubro, puntualizó que su preocupación está, principalmente, en la preservación de los trabajadores, pues indicó que aquellos que se encuentran por honorarios, serán los primeros en desaparecer tras la disminución de personal. Aunque indicó que el traslado requerirá bastante dinero y, una vez en Puebla, generará una gran derrama económica. Por otra parte, los trabajadores que ya tenían una rutina establecida dentro de la Ciudad de México, serán los principales afectados.

CAMBIOS EN EL PARTIDO

Desde el comienzo de campañas en mayo, Cirilo Salas declaró como necesario considerar que, después de la elección del 1 de julio, la Dirigencia Nacional, a cargo de Luis Castro Obregón, hiciera una revisión para analizar la continuidad de Emilio Salgado, quien, a pesar de tener a cargo la Dirigencia Estatal, decidió alzarse como candidato al Senado en la segunda fórmula tras la renuncia de Mario Adolfo Ramírez Partida, quien declinó a la candidatura. Para el maestro, esto significó una despreocupación total por parte de Emilio Salgado en cuanto al resto de los candidatos del partido, así como la decisión de no aliarse con el PAN e ir en solitario por la gubernatura del Estado. En la edición del pasado jueves, esta editorial informó sobre las declaraciones del dirigente de la Sección 51 del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación), Jaime Roque, de separar el tema político de lo educativo, esto, tras la derrota que tuvo Nueva Alianza.