Priistas, panistas y aliancistas, entre gritos y golpes a las mesas, impidieron continuar con la sesión del Congreso del Estado

Dulce Gómez

Diputados de Por Puebla al Frente, impulsados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tomaron la tribuna del Congreso del Estado y “reventaron” la sesión de este miércoles, alegando una supuesta “Ley Mordaza” desde la Mesa Directiva, cuando se discutía el exhorto para que el predio de Avenida Reforma 710 se cediera a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). El zafarrancho comenzó cuando el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Javier Casique Zárate, pidió hacer uso de la palabra al alegar su derecho a una alusión personal, situación que le fue negada y que encolerizó a la bancada del tricolor y acusaron que se les negaba la palabra a los diputados que no son integrantes de las fracciones de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES). Inmediato al reclamo de los priistas, se sumaron el PAN y Nueva Alianza, encabezados por Gerardo Islas Maldonado, coordinador de los diputados turquesas, quienes exigieron que se le cediera la palabra al priista y se terminara con el supuesto sesgo hacia los integrantes de la LX Legislatura.

Durante el reclamo iracundo por parte de los diputados del Frente, el presidente de la Mesa Directiva, José Juan Espinosa Torres, intentó recuperar el control de la sesión, sin embargo, los 18 diputados de oposición presentes se habían hecho de la tribuna, bloqueando todo trabajo legislativo, lo que obligó al cierre y clausura de la sesión cuando apenas se discutía el punto número 5 del orden del día. La pelea comenzó durante la discusión del exhorto que se haría al gobernador del Estado, José Antonio Gali Fayad, para que donara el Antiguo Hospicio, ubicado en Avenida Reforma, número 710, en el Centro Histórico, a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), luego de que se declarara improcedente la petición del propio ejecutivo para enajenar el predio. Al preguntar al Pleno si el punto estaba suficientemente discutido para ser votado así, Espinosa Torres pidió tomar la votación, pero ésta no se logró ante los gritos, reclamos y golpes en las mesas y curules por parte de priistas y aliancistas que exigieron que se respetaran sus derechos ante una supuesta “Ley Mordaza”. Los ánimos ya se habían calentado previamente, luego que la panista Mónica Rodríguez Della Vechia se sintiera aludida, cuando en la discusión se usara el término “pinche” para referirse al Tren Turístico y ello provocara el encono de los blanquiazules, que pidieron no usar esos términos. En entrevista posterior a la gresca, el diputado del PRI, Javier Casique, alegó que desde la Mesa Directiva, presidida por José Juan Espinosa Torres, se gestaba un “linchamiento legislativo” contra diputados integrantes de la LX Legislatura, quienes son iguales y no deben tener favoritismos. “No nos dejan hablar a los diputados, y creo que es gravísimo, todos los diputados tenemos el mismo rango y somos diputados. Sí creo que hay una “Ley Mordaza” que no debe aplicarse en ninguna Legislatura porque entones estamos representando el poder que tenemos actualmente […] Es un linchamiento legislativo hacia un diputado”. Como otro de los autores del zafarrancho, Gerardo Islas señaló que pedirán medidas de control al interior de la Mesa Directiva para que no se repitan estos hechos.

PIDE BIESTRO A DIPUTADOS DEL FRENTE CONDUCIRSE CON RESPONSABILIDAD

Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la LX Legislatura del Congreso del Estado, convocó a todas las fuerzas políticas a conducirse con responsabilidad e institucionalidad, pues como representantes de los ciudadanos, los diputados están obligados a responder a sus demandas. Al tiempo de lamentar los hechos registrados en el Pleno durante el desarrollo de la sesión ordinaria de este miércoles, el diputado asumió que desde el Poder LegislaDulce Gómez El bloque de Juntos Haremos Historia en el Congreso Local impulsó la armonización con la Ley de Disciplina Financiera que fijará a partir de ahora que los Proyectos por Prestación de Servicios (PPS) y Asociación Pública Privada (APP) sean considerados como pasivos de la entidad y con ello sumarlos a la deuda pública heredada por el ex gobernador Rafael Moreno Valle. Con los votos a favor de Morena, Partido del Trabajo (PT), Partido Encuentro Social (PES) y Partido Verde y los votos en contra de Por Puebla al Frente, el Congreso avaló las modificaciones de la Ley de Deuda Pública, la Ley de Proyectos para la Prestación de Servicios y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y que las figuras conocidas como PPS y APP sean transparentadas por la administración estatal. De igual modo, las disposiciones rechazan el derecho unilateral del gobernador en turno para autorizar dichos contratos para la realización de obra pública con inversionistas privados y, con ello, verse obligado a requerir el aval del Congreso del Estado. Con estos cambios, pasarán a ser deuda pública los 14 contratos que firmó el ex gobernador Rafael Moreno Valle, como son el de la construcción del Centro Integral de Servicios (CIS) de Angelópolis, la plataforma de AUDI, en San José Chiapa y el Museo Internacional del Barroco (MIB), que en suma de los tres representan una deuda de 22 mil 540 millones de pesos heredados de la gestión morenovallista y mismos que comprometen a los poblanos por cuando menos 25 años.

En su intervención, la diputada del Partido Encuentro Social (PES), Mónica Lara Chávez, aseguró que sería “saludable” para los poblanos que se transparenten estos contratos y se determine su costo-beneficio, pues se signaron de manera unilateral por el entonces mandatario panista. “Sería saludable conocer esos contratos, pues así podríamos tener referencia de los accionistas y de los porcentajes financieros que firmó Rafael Moreno Valle en nombre del Estado. También podríamos tener los estudios de los 14 PPS que comprometen las finanzas públicas del estado hasta por un plazo de 25 años y conocer los contratos que firmaron los municipios”, dijo. En tanto, Gerardo Islas sostuvo que las deudas a futuro por un servicio no deben considerarse como deuda pública, y en caso que se cambie la ley, las calificadoras podrían restarle puntos a Puebla. “En caso de que esta ley sufra cambios, las calificadoras internacionales que tienen a nuestro estado, están en peligro. Hoy los PSS ascienden a 22 mil 450 millones de pesos, ahí está el CIS, Audi, el Museo Internacional Barroco y se han pagado más 1,212 millones de pesos”. tivo se debe combatir la violencia y no promoverla, y más aún, por actos derivados de intransigencias o berrinches.

Señaló al Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional y sus aliados, de romper el orden y violentar el reglamento interno de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, por lo que reiteró su llamado a que se conduzcan de una manera sensata e institucional. Además, calificó como actos vergonzosos y que los denostan a ellos mismos en su quehacer legislativo e hizo un llamado a los legisladores del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional, para que también se conduzcan sin mezquindad y en un ánimo de armonía para legislar en favor de los poblanos. Estimó que si en el desarrollo del debate legislativo, tanto los diputados del PAN como del PRI se ven rebasados, no tienen por qué incurrir en este tipo de conductas, las cuales reiteró, son lamentables. El diputado Biestro Medinilla, mostró su confianza en que todas las fuerzas políticas del Poder Legislativo, a través del diálogo, llegarán a consensos.