Así lo aseguró el delegado del CEN del tricolor, Gilberto Gutiérrez Sánchez

Jesús Lemus

La derrota electoral de 2018 provocó que el PRI ahora viva en un “desconsuelo”, pero no significa que sea una derrota para toda la vida, toda vez que renacerá de las cenizas, como el “Ave Fénix”, así lo expresaron el nuevo delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez y el ex gobernador del estado de Puebla, Melquiades Morales Flores. El ex mandatario poblano señaló que el PRI se encuentra en un proceso de “desconsuelo”, que no debe interpretarse como una derrota permanente. Consideró que el instituto tricolor renacerá y dará la batalla el próximo 2 de junio, cuando se elija al nuevo gobernador del estado. “El partido se encuentra tan arraigado y habrá de resurgir, como el ‘Ave Fénix’, para este proceso electoral”. Mientras tanto, el delegado del PRI, Gilberto Gutiérrez, minimizó la encuesta recientemente publicada por el periódico El Universal, donde se explica que actualmente su partido no está en condiciones de recuperar el Gobierno del Estado.

El integrante del CEN del PRI dijo que no puede estar casado con las derrotas electorales de los últimos años, toda vez que siempre se viven escenarios políticos totalmente diferentes. “Los acuerdos legislativos no nos obligan como partido político a tener acuerdos de carácter electoral (con Morena). Cada elección es diferente a otra y tenemos retos qué superar, no tenemos ninguna decisión tomada con otro partido político en el sentido de una candidatura”. Gutiérrez Sánchez también rechazó que los acuerdos legislativos entre el PRI y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) impliquen una alianza de facto para las próximas votaciones de junio.