Señaló que la complicidad de las anteriores administraciones para evitar la reapertura llegó a su fin

Jesús Lemus

La Auditoría Superior del Estado (ASE) tiene como prioridad la reapertura de las cuentas públicas de dos ex gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad, declaró el líder de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado de Puebla, Gabriel Biestro Medinilla, quien aclaró que nadie se salvará sobre este particular. Señaló que en los últimos ocho años hubo mucha complicidad para evitar la reapertura de las cuentas públicas de los ex gobernadores emanados del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado de Puebla. “Fueron muchos años en los que no se abrieron las cuentas y ahora sí se abrirán, todo es apegado a la ley para garantizar que habrá una revisión profunda a las cuentas públicas de los ex gobernadores”, detalló Biestro. El también coordinador de los diputados locales de Morena indicó que la ASE, a cargo de Francisco Romero Serrano, ya no será un garrote político, sino un ente fiscalizador que revele los atropellos cometidos por Moreno Valle y Gali Fayad. Aclaró que no se trata de una cuestión política esta decisión de reabrir las cuentas públicas, sino una forma de brindar justicia a los poblanos por el desvío de recursos públicos en los últimos ocho años.