Por: Actual

Si eres de aquellas personas que tienen problemas para conciliar el sueño, te despiertas en la noche, das vuelta en la cama, cuentas borregos y no logras tener un buen descanso, quizá sea una opción revisar lo que estás cenando, la cantidad y el tipo de alimentos.

No es un problema menor. De acuerdo con expertos del Hospital Houston Methodist, la pérdida de sueño puede provocarte problemas con la memoria, la concentración, te puede hacer aumentar de peso, repercute en tu estado de ánimo y te quita energía para levantarte y salir a hacer ejercicio.

De ahí que expertos de la institución mencionada te recomienden seguir la dieta mediterránea para conciliar mejor el sueño. A continuación te desmenuzaremos algunos de los alimentos que podrían ayudarte a tener un sueño de mayor calidad.

Aquí la lista:

Nueces

Debido a que contienen melatonina, una hormona que te hace sentir sueño y que se produce cuando empieza a oscurecer, puede ayudarte a sentirte más adormecido.

Cerezas

Contienen melatonina y según un estudio del European Journal of Nutrition las personas que beben una onza de jugo de cereza por la mañana y antes de acostarse duermen 40 minutos más que aquellas que no lo hacen.

Salmón

Es una fuente de ácidos grasos omega-3 y según los expertos consumir suficiente omega-3 podría aumentar los efectos de la melatonina, la cual promueve el sueño.

Otros alimentos con Omega-3

Sardinas, ostras, lubina, camarón, langosta y bacalao, en peces, pero también en semillas de chía, semillas de lino, frijoles, huevos y pechuga de pollo.

Arroz blanco

Comer un par de tazas de arroz blanco cuatro horas antes de acostarte podría ayudarte a dormir más rápido, debido a que el cerebro usa los carbohidratos para producir serotonina, un neurotransmisor que promueve sentimientos de calma y relajación.

Pavo

El pavo contiene el aminoácido triptófano, asociado con un mejor sueño, pues es también precursor de la serotonina.

Leche caliente

La leche contiene calcio y triptófano, al calentarse los efectos que inducen el sueño podrían ser aún más potentes.

Nueces de la India

Una porción de un cuarto de taza de nueces de la India aporta casi el 20% del magnesio requerido en la dieta diaria, muchos de los insomnes presentan deficiencia de magnesio. Otras fuentes importantes de magnesio son las acelgas, almendras, espinacas y semillas de ajonjolí.

Zanahorias

El betacaroteno, presente en las zanahorias, tiene un impacto positivo en el sueño.

Té de manzanilla

La manzanilla contiene compuestos que, según los estudios, pueden aliviar la ansiedad y el estrés, aumentando las probabilidades de que puedas quedarte dormido en lugar de pasar toda la noche dando vueltas y vueltas.