En Puebla, las mujeres ganan, en promedio, mil 500 pesos menos que los hombres

8 de cada 10 trabajos en Puebla son ocupados por hombres

Eduardo Sánchez

Sólo uno de cada cinco empleos bien remunerados en el Estado de Puebla son ocupados por trabajadoras, quienes en promedio llegan a percibir 1,500 pesos menos que los hombres, lo que coloca a la entidad en el tercer lugar en desigualdad salarial. A inicios de año, la brecha entre trabajadores formales era de al menos 22 por ciento, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó que en promedio los hombres ganaban 337.78 pesos y las mujeres 275.38, una diferencia de 62.46 pesos. Los datos arrojaron que entre mejor remunerado fuera el trabajo, había mayor porcentaje de hombres, y a medida que era peor pagado, había más mujeres. Hasta septiembre de 2017, habían 7 mil 498 trabajadores que ganaban más de 880 pesos, y el 22.26 por ciento eran mujeres, una cifra que ha ido en aumento. En el país, son Guerrero, Tlaxcala, Puebla, Guanajuato y Michoacán los estados con la brecha salarial más amplia y en donde las trabajadoras no representan ni el 25 por ciento de los mejores salarios, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En Puebla se registraron 73 mil 032 empleos en esta categoría salarial, de los cuales sólo 22.2 por ciento son mujeres, el resto pertenece a los hombres, lo que se traduce en que 8 de cada 10 trabajadores son hombres y cuentan con ingresos mayores a 13,254 pesos.

En Guerrero, sólo 24,258 personas afirmaron tener ingresos mensuales superiores a 13 mil pesos, de los cuales 82.2 por ciento son hombres. Mientras que en Tlaxcala, el 80.2 por ciento de los trabajadores que reciben más de cinco salarios mínimos al mes son hombres. En el segundo trimestre de 2018, la secretaría informó que los hombres tienen un ingreso promedio de 6 mil 258 pesos, frente a los 5 mil 176 pesos que reciben las mujeres, lo que significa una diferencia de mil 532 pesos. De acuerdo con el Inegi, entre las causas que provocan esta brecha se encuentra la discriminación, pues el 93 por ciento de las mujeres que laboran ha declarado haberse sentido discriminada. Entre los cinco sectores económicos importantes para México en ninguno se presenta una relación igualitaria con respecto a los mejores salarios ocupados por hombres y mujeres. Es en el sector agropecuario donde es más notable la situación. La STPS declara que las mujeres tienen una escasa participación en las actividades económicas de la construcción, transportes y comunicaciones, así como actividades agropecuarias, como se mencionaba anteriormente, en esta última sólo cuatro de cada 100 trabajadoras de este ramo perciben más de 13 mil pesos de salario.

FORMALIZACIÓN NO AYUDA

Tan sólo en Puebla, hay 267 mil 743 personas que no reciben ninguna clase de remuneración por su trabajo, de este porcentaje, el 57.4% eran trabajadoras. Aunque el proceso de formalización del empleo ha buscado igualar los salarios de mujeres y hombres, la táctica no ha funcionado. La mayor participación de las mujeres ocurre en el ramo de “otros servicios”, donde el 57% de las plazas laborales son ocupadas por féminas, cifra que corresponde a los 761 mil 618 lugares de trabajo creados por el comercio.

DESIGUALDAD HISTÓRICA

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la brecha salarial se ha mantenido sin cambios relativos desde diciembre de 2015, pues desde hace tres años los hombres ganan más del 12 por ciento. El IMSS reveló que en los sectores, como el comercio, construcción y el agropecuario, los salarios de ambos sexos son similares, mientras que los estados con mayor brecha son Chihuahua, Coahuila, Puebla, Querétaro y Estado de México.