Huachicoleros también colocan a Puebla en 1er lugar en robo a pipas de Pemex

Huffignton Post/MTP

Noticias Huachicoleros no solo ordeñan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), también le roban pipas a la empresa: Puebla ocupa el primer lugar nacional en hurto de autotanques cargados con un promedio de 40 mil litros de combustible cada uno, cuando circulan por carreteras en territorio poblano. Según información de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica y de la oficina de abogados de Pemex, de enero de 2016 a agosto de 2018 se robaron 25 pipas en el país, con aproximadamente 1 millón de litros de gasolina. Las entidades identificadas con el mayor problema son: Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Estado de México, Morelos y Ciudad de México, donde se distribuyen 36.5 millones de litros diario de combustibles. En estas siete entidades se perpetraron 8 de cada 10 robos de pipas en ese periodo. El delito va al alza, porque de acuerdo con datos de Pemex Logística, los grupos del crimen organizado robaron cinco unidades en 2016, 11 en 2017 y de enero a agosto de 2018 se registraron 9 asaltos. Pemex tiene mil 485 autotanques distribuidos en todo el país, con las que transportan 294 millones de barriles diarios de gases, combustibles e insumos. De acuerdo con información de Pemex, los autotanques robados tienen distintos usos.

En primer lugar, vacían el combustible refinado que transportan, gasolina o diésel. Hay bandas que ocupan las pipas en cuatro o cinco ocasiones para ordeñar los ductos de Pemex y después abandonarlas. Otros grupos delincuenciales las desmantelan y las comercializan en autopartes. También se ha identificado que en otros casos las unidades son pintadas con otros colores a fin de ser ocupadas para el trasiego de combustible robado. El robo por cada autotanque representa un costo de 180 mil dólares (alrededor de 3.6 millones de pesos) en la suma de la unidad y el carburante. El robo de los autotanques es un problema que va al alza, a pesar que el gobierno de Puebla informó que de enero de 2017 al 4 de noviembre de 2018 se aseguraron 2 mil 600 tomas clandestinas en ductos de Pemex en el estado. En ese periodo se logró el decomiso de más de 9 millones 200 mil litros de combustible robado. En operativos de coordinación entre el Ejército Mexicano, la Marina, Policía Federal y el gobierno estatal se logró el aseguramiento de cuatro mil 300 vehículos y la puesta a disposición de 980 presuntos delincuentes ante las autoridades competentes.