Huffington Post

Escuelas, clínicas y centros de distribución de alimentos en la Franja de Gaza cerraron la mayor parte del lunes por una manifestación de miles de empleados de la agencia de las Naciones Unidas encargada de los refugiados palestinos.

Los palestinos están enfurecidos por la decisión de Estados Unidos de recortar la ayuda humanitaria al Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA, por sus siglas en inglés), argumentando que causará peores condiciones en Gaza. Más de la mitad de los dos millones de residentes del enclave dependen del apoyo de UNRWA y otras agencias humanitarias.

Quienes se unieron a la protesta del lunes temieron la pérdida de empleos, entre ellos los 13,000 empleados de UNRWA. Marcharon al cuartel general de EU en la ciudad de Gaza ondeando banderas palestinas y blandiendo pancartas que decían “La dignidad no tiene precio”. UNRWA, que administra 278 escuelas en Gaza a las que asisten unos 300,000 estudiantes, hizo un llamamiento internacional para obtener fondos.

“No sabemos cómo pagar los alimentos que estamos distribuyendo actualmente”, dijo el director de UNRWA en Gaza, Matthias Schmale, quien acompañó a los manifestantes. “Mi mayor preocupación en este momento es que pueda distribuir comida en abril”. El UNRWA se financia principalmente mediante contribuciones voluntarias de los Estados miembros de las Naciones Unidas. Estados Unidos es, por mucho, el mayor donante.

Funcionarios estadounidenses exigieron a UNRWA que realizara reformas no especificadas. El 16 de enero de este año, Washington anunció la retención de US$65 millones a la agencia, de los US$125 millones esperados. La protesta se produce en medio de la ira palestina sobre la decisión del presidente Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. En el Foro de Davos la semana pasada, Trump criticó a los palestinos por rehusarse a reunirse con el vicepresidente Mike Pence durante su visita a la región y sugirió que esa “falta de respeto” fue lo que generó el recorte en la ayuda humanitaria. Con información de Reuters.