La organización Sumamos asegura que ayudarían a la unidad en el Estado

Dulce Gómez

La organización Sumamos propuso como posibles gobernadores interinos a dos de sus fundadores, al académico Enrique Cárdenas Sánchez y al ex alcalde de Puebla, Gabriel Hinojosa Rivero, quienes serían perfiles que ayudarían a la unidad en la entidad y a organizar elecciones extraordinarias limpias y sin intromisión del Poder Ejecutivo. A través de rueda de prensa ofrecida ayer por la mañana, los integrantes de la agrupación social plantearon que estos dos perfiles deberían ser considerados por el Congreso local para llegar a la gubernatura de manera interina por los siguientes tres a cinco meses. “Es contribuir y ponerle sustancia a una propuesta, de decir, tiene que participar la ciudadanía y aquí van los nombres. Obviamente no tienen que ser los únicos y podrán participar otras personas que cumplan con estos requisitos y se comprometan.

En la medida que eso se dé, habrá otras gentes, creo yo, válidas en la situación actual”, dijo Enrique Cárdenas. En ese sentido, enfatizó que la prioridad del nuevo gobierno interino deberá ser la no intromisión y la no intervención en la celebración de los comicios extraordinarios, ya que ello significaría una práctica repetida por otros gobiernos en su momento. “Por eso es importante que haya dos nombres para empezar, habrá otros, pero que sí se comprometan a la neutralidad en el manejo público de dineros en las elecciones, que se comprometan a elecciones limpias, a no meter los dedos ni las manos en el proceso, sino al revés, a procurar la participación y la concordia”, finalizó Cárdenas Sánchez. En el caso de Enrique Cárdenas, quien compitió el año pasado por una candidatura independiente a la gubernatura, no descartó que, en caso de no llegar al interinato, busque de nueva cuenta entrar a la contienda por Casa Puebla desde la vía independiente, a la espera de si esta vez sí logra juntar las firmas necesarias. Por su parte, Gabriel Hinojosa aseguró que ésta es una oportunidad inmejorable para el Estado de tener a un perfil 100 por ciento ciudadano, que ayude a disminuir los conflictos actuales.