El Economista

Surit Romero, subprocuradora de Servicios para la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), anunció que ya se encuentran trabajando en una Norma Oficial Mexicana (NOM) con la finalidad de regular el comercio electrónico en nuestro país.

Romero mencionó que, por instrucción de Ricardo Sheffield, el nuevo proyecto para el comercio electrónico haría que la nueva regulación sea de observancia obligatoria.

Las normas tienen como finalidad ser una forma de regulación de las actividades que existen entre los sectores públicos y privados, para lograr que los productos o servicios que se comercializan en México cuenten con las regulaciones necesarias.

Recordemos que desde abril de 2019 existe una la Norma Mexicana NMX-COE-001-SCFI-2018, especializada en el comercio electrónico, que busca responsabilizar a todos los proveedores para verificar la calidad y seguridad de los productos, como de la información confidencial que implique en cualquier transacción.

“Esta Norma Mexicana establece las disposiciones a las que se sujetarán todas aquellas personas físicas o morales que en forma habitual o profesional ofrezcan, comercialicen o vendan bienes, productos o servicios, mediante el uso de medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, con la finalidad de garantizar los derechos de los consumidores que realicen transacciones a través de dichos medios, procurando un marco legal equitativo, que facilite la realización de transacciones comerciales, otorgando certeza y seguridad jurídica a las mismas”

Se desconoce qué tipos de cambios o ajustes se podrían realizar en la nueva NOM.

 

Facebook es como un tianguis

 

Durante la Comisión de Mercadotecnia y Publicidad de la International Chamber of Commerce (ICC) México, el titular de la Profeco presentó el Distintivo Digital Profeco, para evitar que los consumidores compren productos en plataformas en las que el proveedor pueda “desaparecer”.

Señaló que es imposible que plataformas como Alibaba pueda tener este tipo de acreditación, al pensar que los clientes solo son una fuente de ingresos y nada más.

Respecto a la NOM, reiteró que adquirir un producto por medio del Marketplace de Facebook es similar a comprar algo en un tianguis o un semáforo, por no contar con las garantías, ni las opciones de reclamar, ya que en la mayoría de los casos es imposible ubicar al proveedor

“Cuando compro algo en un semáforo, o voy a un tianguis, sé que aunque sea el mundo material, el comercio tradicional, estoy en el mercado informal, en un descuido hasta en el mercado negro, hasta cosas robadas estoy comprando”

Recordemos que Ricardo Sheffield dejará el puesto del titular de Profeco para competir por la alcaldía de León, Guanajuato, mientras Surit Romero será la nueva responsable del organismo.

 

Alibaba, eBay y Didi, algunas de las empresas que no cumplen las leyes

 

Sheffield se presentó el martes a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador y mencionó cuál es la situación del comercio electrónico en México. Inició aclarando que la competencia no es un tema regional, ni nacional, se trata de compañías internacionales.

Señaló que sí encuentran diferencias importantes en la calidad de los proveedores, mencionando que Alibaba “ve a México como Dios a los conejos”, donde no toman en cuenta las consideraciones ni las leyes por parte de Profeco, inclusive mencionó que no tienen los productos en pesos mexicanos cuando se visita la plataforma.

 

Mercado Libre y Amazon, palomita

 

Sheffield aclaró que existen otras empresas como Amazon y Mercado Libre que sí se preocupan por el consumidor al cumplir las leyes y tener una buena relación.

En el caso de eBay, reveló que la empresa actualmente no cumple las leyes, pero que ya se encuentran coordinados con Profeco, para lograr cumplir todos los reglamentos y condiciones para otorgar un lugar a los coordinadores.

También habló de los servicios de transporte y cómo se encuentran en el tema del cumplimiento de las leyes, destacando la labor de Uber al considerar y trabajar con el reglamento, mientras Didi hasta el momento no cumple con los requisitos de Profeco.

Para finalizar, mencionó que Profeco se encuentra trabajando en un sello digital que se encontrará vigente a partir del segundo semestre de 2020, para distinguir de manera clara cuáles son los proveedores que cumplen la ley.

 

En México, 55.3 millones de consumidores online en 2020

 

México cuenta con 79 millones de ciudadanos que usan Internet de manera habitual. Esta cifra representa el 67% de la población del país, que se sitúa en 122.3 millones de habitantes. Se calcula que el 75% de las personas que se conectaron a Internet en los últimos tres meses, compraron. La mayoría de estos ciudadanos conectados a Internet viven en áreas urbanizadas.

El ecommerce en México generó, en 2016, una cifra de negocio de 329.250 millones de pesos mexicanos (16.136,9 millones de dólares) tras crecer un 28,6%, según la Asociación Mexicana de Venta Online (Amvo). No obstante, las previsiones indican que en los próximos años se extenderá con rapidez con una media de crecimiento interanual del 16,57% hasta 2022. Se calcula que el país contaba en 2016 con unos 37.9 millones de consumidores online y se prevé que estos alcancen los 59,3 millones para 2021.

Por tipos de producto, las categorías en las que más dinero gastan los consumidores online en México es electrónica de consumo y moda. En 2016, los mexicanos destinaron a comprar artículos electrónicos de uso personal a través de Internet un total de 2,900 millones de dólares. No obstante, se prevé que en 2021 la moda sea la principal categoría que se consuma en la Red y llegue a alcanzar una cifra de negocio de 4,900 millones de dólares. Otras de las categorías de producto que más se compra por Internet en México son muebles y artículos de decoración, alimentación y cuidado personal y juguetes.

En una encuesta realizada por Amvo, la ropa y los accesorios resultaron la categoría más comprada por Internet. El 59% de los participantes en la encuesta aseguró que había adquirido prendas de vestir o accesorios de moda a través de la Red en 2017 y había gastado una media de 1,502 pesos.

 

El teléfono celular es uno de los principales puntos de acceso a Internet en el país, ya que cerca del 79% de la población cuenta con uno. La bajada de los precios de los smartphones y su fuerte penetración entre la población más joven ha sido uno de los dinamizadores del comercio electrónico en el territorio. Otras palancas para el crecimiento del ecommerce han sido la mejora en la conectividad, la seguridad en las operaciones financieras, la mejora en la logística y, en concreto, en la última milla, y la mejora también en la legislación.

En México, a diferencia de otros países, el ecommerce está muy orientado al consumo de artículos extranjeros que no se encuentran en el país. Así, se estima que el 48% de los artículos que los mexicanos compran a través de la Red en el extranjero tiene su origen en Estados Unidos y el 13.5%, en China.

Según estimaciones, derivado del alto nivel de confinamiento durante 2020 y lo que va de 2021, así como los cambios de comportamiento de consumo relacionados con la pandemia de coronavirus, se espera que al cierre de este año el llamado comercio electrónico (e-commerce) crezca un 60 % en comparación con 2019.

Sin embargo, este canal de venta todavía tiene algunas barreras a vencer si se desea mantener estos niveles de crecimiento y continuar impulsando a México como una nación digital, señaló la firma Ecomsur, líder de ‘fullcommerce’ en Latinoamérica.

“Este año, aunque bajo presión, muchas empresas migraron al ‘e-commerce’, lo que muestra la capacidad de adaptación y resiliencia del sector empresarial en México”, destacó Jorge Fernández-Gallardo, director ejecutivo de Ecomsur para América Latina Norte.

La baja bancarización, la logística, la legislación, la mentalidad interna y la ciberseguridad, son los cinco retos que enfrenta el comercio electrónico para seguir creciendo en México.

Consideró que esta migración “es sólo el primer logro en una historia que se encuentra en constante evolución y con grandes retos a nivel nacional, a parte de los retos muy específicos de cada empresa”.

La firma señaló que los cinco grandes desafíos que se deben enfrentar son: mentalidad interna ya que algunas compañías se resisten a migrar a lo digital, cuando esto ya es imperativo.

La baja bancarización, México tiene baja penetración bancaria ya que sólo el 36% de la población tiene una cuenta bancaria, particularmente de tarjetas de crédito.

En el caso de la logística, se apuntó que las grandes empresas de paquetería y mensajería quedan rebasadas y su logística se vuelve insuficiente y lenta en los picos de demanda.

Sobre la legislación se apuntó que se están haciendo algunos esfuerzos para regular este importante mercado, pero es necesario que, siempre que surjan nuevas reglas para el comercio electrónico, éstas sean amigables tanto para el consumidor como para el minorista.