Aseveró que no es momento de agresiones o descalificaciones

Jesús Lemus

El presidente de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) Puebla, Joaquín Rubio Sánchez, opinó que, para las próximas elecciones extraordinarias del 2 de junio, después de la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, no es necesario que los partidos se agredan o descalifiquen, por el contrario, deben privilegiar el debate y las propuestas al momento de exponer sus plataformas de trabajo. Rubio Sánchez mencionó lo anterior, tras la declaratoria del proceso comicial 2019 para elegir nuevo titular del gobierno de Puebla y cinco presidentes municipales en la entidad: Ahuazotepec, Mazapiltepec, Santa Clara Ocoyucan, Cañada Morelos y Tepeojuma. El funcionario dijo que la violencia o encono tampoco son viables para este proceso local extraordinario, donde habrá un organismo que se caracterizará por su imparcialidad y alejamiento de los problemas internos de partidos políticos: “el INE en Puebla será un árbitro discreto que no se verá, pero que la presencia del mismo se sentirá con las diversas resoluciones que se apegarán a la ley.

Depende de buena parte de todos nosotros que las votaciones ocurran con paz y toda la civilidad posible, no hay necesidad de agredir o insultar, sólo decir con claridad y apegado a la ley lo que tengamos que decir con eso basta, convencer con ideas y proyectos, no con violencia o dádivas”, recomendó a los futuros contendientes. Precisó que para el día de las votaciones se instalarán un poco más de 7 mil 500 casillas que recibirán el voto de los 4 millones 500 mil poblanos con derecho a designar a su nueva autoridad en el estado de Puebla. En presencia de los consejeros nacionales del INE, Marco Antonio Baños Martínez y Pamela San Martín, indicó que las elecciones son reglas y principios fijados en la ley respectiva, por lo tanto, no hay necesidad de dudar sobre el desempeño que tendrá la Junta Local. Por su parte, los partidos políticos han otorgado voto de confianza al INE en Puebla para la organización de las elecciones y confiaron que no se registren hechos violentos como el año pasado, mismos que espera no queden impunes.