Jesús Lemus

El Partido Acción Nacional (PAN) reculó y no buscará sanciones en contra de sus diputados locales que hace días no acudieron a la sesión extraordinaria del Poder Legislativo por oponerse a la reingeniería que se aplica para el Gobierno estatal. Sobre el tema, el portavoz del PAN ante organismos electorales, Luis Olmos Pineda, señaló que los representantes populares tienen su propia autonomía en las decisiones que toman en el Poder Legislativo. Agregó que dichas decisiones no tienen por qué ser consultadas con la dirigencia estatal que encabeza Genoveva Huerta Villegas.

Sentenció que no hay elementos para expulsarlos del partido y, en caso que haya algún panista inconforme con la dirigencia estatal, puede renunciar al mismo, como lo hizo en su momento el legislador Marcelo García Almaguer. “En el caso de Puebla, es una situación totalmente distinta, no estamos en un escenario similar al de Baja California. Algunos otros casos, como Marcelo, decidieron seguir otro rumbo y con el resto de los diputados tenemos una buena comunicación y coordinación, evidentemente, estamos trabajando con los legisladores”, reveló Olmos Pineda.

Es importante recordar que fue hace unos días cuando la dirigencia nacional del PAN anunció que se revisaría el papel de sus legisladores poblanos, luego de no acatar la decisión del albiazul para acudir a la sesión y oponerse a la reingeniería del Gobierno estatal.