El presidente de Estados Unidos utilizó el dinero para promover sus intereses políticos y comerciales mediante Fundación Trump

EFE

Un juez de Nueva York ordenó este jueves al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que pague 2 millones de dólares para resolver una demanda que señala que hizo mal uso de su fundación caritativa para promover sus intereses políticos y comerciales. El juez Saliann Scarpulla también firmó un acuerdo para cerrar la Fundación Trump y distribuir alrededor de 1.7 millones de dólares en fondos restantes a otros grupos sin fines de lucro. El año pasado, el fiscal general de Nueva York presentó una demanda alegando que Donald Trump junto con su familia operaron ilegalmente la fundación como una extensión de sus negocios y también para su campaña presidencial. La procuradora general Letitia James había planteado un pago de 2.8 millones de dólares en restitución. Scarpulla redujo esa cantidad a 2 millones. Los abogados de la Fundación han dicho anteriormente que la demanda tiene motivaciones políticas.