Una mujer de origen mixteco al acudir a la Clínica Hospital del ISSSTE en Ensenada, Baja California, dió a luz a un bebé, pero la inadecuada atención médica,  ocasionó el fallecimiento del recién nacido,  por lo que al documentarse el caso la CNDH emitió una recomendación a ese instituto y a la PGR por no investigar el caso.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, encontró que la derechohabiente acudió a la Unidad de Medicina Familiar Número 3, en San Quintín, Baja California; los médicos la valoraron y ordenaron llevarla a otro hospital en Ensenada. Sin embargo, durante el traslado en ambulancia se intensificaron sus dolores, y presentó sangrado y expulsión de heces fecales. Por lo que solicitar apoyo para asearse, el personal de enfermería que la acompañaba, sólo le proporcionó una bata y dio a luz sin que hubiera condiciones óptimas para el alumbramiento.