Todo inició porque un sicario ebrio comenzó a disparar al aire afuera de una discoteca del Bulevar Justo Sierra

Infobae

 La madrugada del sábado miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) abatieron a dos policías en Minatitlán. El enfrentamiento ocurrió después de que integrantes del mismo cártel ejecutaran a 14 civiles –entre ellos un bebé- el pasado 19 de abril y luego de que en aquella región se realizara el primer despliegue de la Guardia Nacional. De acuerdo con los reportes de las autoridades, todo inició porque un sicario en estado de ebriedad comenzó hacer disparos al aire afuera de una discoteca ubicada en bulevar Justo Sierra. El enfrentamiento ocurrió luego de que policías federales y estatales se trasladaron al bar para atender el reporte de los disparos.

Ahí localizaron al responsable, quien al parecer se refugió en un domicilio cercano para evitar ser detenido. La versión oficial detalló que desde aquel sitio, ubicado en la esquina de las calles Carolina Anaya y Constitución, tres hombres armados comenzaron a disparar contra los policías. Un comandante de la policía estatal y un elemento de la fuerza federal, identificados como José Reynaldo y Karlos Sammy, perdieron la vida durante el enfrentamiento. Uno de los agresores también fue abatido y seis policías resultaron heridos. Un oficial se encuentra grave en el hospital por un impacto en la arteria femoral izquierda. Alberto “N”, un sujeto de 32 años, fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) de Coatzacoalcos.

 Un día antes las autoridades habían anunciado la detención de un sujeto apodado “El Pelón”, señalado como el presunto autor material de la masacre de Minatitlán. Supuestamente era trabajador de Petróleos de México (Pemex) y las primeras versiones indicaron que era el jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación en Minatitlán.