La titular de la Segob dijo: ‘Somos y seremos solidarios con nuestros hermanos centroamericanos’

Excélsior

México seguirá siendo país solidario con quienes se ven obligados a emigrar de sus naciones de origen, pero no permitirá ser usado para llegar a Estados Unidos o en la operación de grupos de traficantes de personas, advirtió la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Ante embajadores y cónsules, la funcionaria destacó que la política migratoria del gobierno de México seguirá fundada en la protección de los derechos humanos de las personas migrantes, aunque para protegerlos quienes ingresan están obligados a identificarse, cumplir la ley y respetar a las autoridades.

Vamos a continuar y honrar la tradición mexicana de asilo y refugio. Somos y seremos solidarios con nuestros hermanos y hermanas centroamericanos, y con todos los que desde otras latitudes llegan a México buscando un mejor destino. “Lo que no debemos ser es territorio sin ley y sin autoridades, mucho menos aceptaremos que se pretenda convertir a nuestro país en zona libre para la operación de bandas de traficantes de personas. Eso no lo vamos a permitir” Reconoció la crisis migratoria que llevó a una confrontación diplomática con Estados Unidos en mayo del año pasado cuando se alcanzó el mayor número de migrantes detenidos en la frontera norte.

Sin embargo, dijo, a partir de las acciones emprendidas se logró reducir los números a niveles de 2017. Estaremos muy atentos a lo que ocurra en el primer trimestre de este año y anticiparemos medidas que permitan, en su caso, atender a las personas migrantes, en especial a las mujeres y menores de edad”.