La joven quedó embarazada y a los cuatro meses de gestación sufrió un aborto espontáneo

Después de que las autoridades ignoraron el expediente del caso por varios meses, un médico nefrólogo del Hospital General de Iztapalapa fue detenido por la policía y encarcelado en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente. El motivo: haber violado a una paciente con insuficiencia renal y dejarla embarazada.La mujer de 21 años sufrió un aborto espontáneo. La agresión sexual ocurrió el 27 de abril de 2018, pero fue hasta el 7 de agosto de ese mismo año que se giró una orden de aprehensión en contra del médico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Sin embargo, Agustín “N”, de 45 años, fue detenido hasta el pasado 8 de agosto (un año después) justo cuando salía de la clínica, luego de que agentes de la Procuraduría General de Justicia (PGJCDMX) lograron judicializar la carpeta de investigación CI-FSP/B/UI-B-2C/D/04263/11-2018D03 por el delito de violación agravada. Durante la audiencia inicial, el pasado viernes un juez del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) le impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

El juzgador leyó el expediente del caso, donde se especifica que a las 16:00 horas del 27 de abril de 2018 Wendy “N”, como se llama la mujer, acudió a la clínica 120 del IMSS para que le practicasen unos estudios para descartar salmonela, ya que presentaba un cuadro diarreico. Sin embargo, el médico verificó primero que nadie los viera y luego la tomó de la mano y la llevó a la fuerza a uno de los consultorios, sin que ella pudiera defenderse debido al agotamiento que tenía por la enfermedad. La joven quedó embarazada, y a los cuatro meses de gestación sufrió un aborto espontáneo, según lo asentado en el expediente. Además, el doctor amenazó con interrumpir su tratamiento de hemodiálisis para revertir la enfermedad. La abogada de la víctima dijo a El Universal que el expediente de su cliente se quedó rezagado y sin avances durante varios meses. La litigante tuvo que reunir las pruebas suficientes para que el Ministerio Público diera luz verde a la investigación. También aseguró que el ex director del hospital supo desde el principio el caso de violación, pero que nunca quiso hacer nada al respecto. Agregó que incluso el entonces jefe de gobierno, José Ramón Amieva, se enteró de la noticia desde el 15 de octubre de 2018. La defensa del acusado pidió la duplicidad del término legal, por lo que será el miércoles cuando concluya audiencia y las autoridades determinen si se le vincula a proceso.