“El Góber Precioso” lleva un mes detenido por los presuntos actos de tortura contra la periodista Lydia Cacho 

Jesús Lemus

El ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, tramitó un amparo que tiene como finalidad evitar el auto de formal prisión y con ello salir en libertad de la cárcel de Cancún, Quintana Roo, para enfrentar en libertad los delitos que se le imputan.

Cabe recordar que el ex mandatario, emanado de las filas del PRI, fue detenido hace un mes por los presuntos actos de tortura que cometió en contra de la periodista Lydia Cacho en 2005.

Con base en los datos que se tienen, el amparo se presentó el 26 de febrero, pero apenas el Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito publicó el documento y se puede checar en el expediente 5/2021, que busca tumbar el “auto de formal prisión dentro de la causa penal 26/2018 del índice del Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de Quintana Roo y su ejecución por parte del director del Centro de Readaptación Social de Benito Juárez”.

Fue el 4 de febrero cuando agentes de la Fiscalía General de México (FGR), detuvieron al ex gobernador de Puebla, Mario Marín, quien era buscado por el presunto delito de tortura a la periodista Lydia Cacho.

De acuerdo a las primeras versiones, la detención del político priista tuvo lugar en una propiedad ubicada en Acapulco, Guerrero, y de la cual se sabe, estaba registrada a nombre de Julieta Marín Torres, hermana del ex gobernador poblano.