De 2014 a los primeros meses de 2018, varias personas fueron desaparecidas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, presuntamente a manos de los 30 elementos de la Marina

“Las citadas órdenes de aprehensión corresponden a los hechos ocurridos en el estado de Tamaulipas, donde personal naval que se encontraba desempeñando labores de vigilancia y disuasión estuvo relacionado con el presunto delito de desaparición forzada de personas”, Comunicado de la Marina

En total son tres causas penales: la primera, en la que se le acusa a seis marinos que fueron vinculados a proceso la noche del miércoles; en la segunda figuran 13 elementos; y en la tercera 11, cuyas audiencias de vinculación a proceso concluyeron este jueves

“Es un hecho que se presenta en el gobierno anterior (sexenio de Enrique Peña Nieto)… Es un asunto que se heredó, y la instrucción es que no se tolera la violación de derechos humanos, cero impunidad, trátese de quien se trate. Entonces, se está atendiendo esta decisión”, López Obrador, presidente de México

Expansión Política 

El pasado 9 de abril, la Secretaría de Marina entregó a 30 de sus agentes a la Fiscalía General de la República (FGR) para ser imputados por varias desapariciones forzadas cometidas desde 2014 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, uno de los 10 estados que concentran más denuncias por este delito.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador adjudica los hechos a una crisis de desapariciones forzadas que “se heredó” de administraciones pasadas, organizaciones civiles acusan que estas prácticas a manos fuerzas federales persisten.

 

LOS DETENIDOS

Esta semana, la Marina informó en un comunicado , que puso a disposición de la FGR a 30 agentes en cumplimiento con órdenes de aprehensión “por presuntamente efectuar actos contrarios a la realización de sus deberes”.

“Las citadas órdenes de aprehensión corresponden a los hechos ocurridos en el estado de Tamaulipas, donde personal naval que se encontraba desempeñando labores de vigilancia y disuasión estuvo relacionado con el presunto delito de desaparición forzada de personas”, indicó la Secretaría.

La Marina reportó que los hechos corresponden a 2014 y tuvieron lugar en Nuevo Laredo. Pero los agentes en activo también estarían implicados en desapariciones forzadas cometidas en la misma ciudad entre enero y junio de 2018.

Aunque las autoridades no precisan el número de víctimas registradas desde 2014 en Nuevo Laredo, reportes de la prensa nacional, que citan las carpetas de investigación de la FGR, dan cuenta de al menos 47 personas desaparecidas por los marinos tan solo en 2018.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó este jueves que los 30 elementos detenidos ya fueron vinculados a proceso por su probable participación en la desaparición de varias personas, en hechos ocurridos en febrero de 2018 en Nuevo Laredo, sin que hasta el momento se sepa de su paradero.

En total son tres causas penales: la primera, en la que se le acusa a seis marinos que fueron vinculados a proceso la noche del miércoles; en la segunda figuran 13 elementos; y en la tercera 11, cuyas audiencias de vinculación a proceso concluyeron este jueves.

 

UN HECHO QUE SE HEREDÓ: AMLO

 

En la conferencia matutina de este jueves, el presidente López Obrador fue cuestionado sobre la probable implicación de los 30 marinos en una serie de desapariciones forzadas, a lo que respondió:

“Es un hecho que se presenta en el gobierno anterior (sexenio de Enrique Peña Nieto)… Es un asunto que se heredó, y la instrucción es que no se tolera la violación de derechos humanos, cero impunidad, trátese de quien se trate. Entonces, se está atendiendo esta decisión”.

El mandatario federal puntualizó que la Fiscalía General le dio seguimiento a este asunto y obtuvo las órdenes de aprehensión, mismas que se lograron con el apoyo de la Secretaría de Marina.

“Se detuvieron a 29 en tres días y faltó uno, que está detenido por otras causas en Morelos, o sea, ya están los 30 detenidos a disposición de los jueces”, agregó.

López Obrador reiteró que no habrá “impunidad” tras el arresto de los marinos y refirió que la guerra militar contra el narcotráfico, iniciada en el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), fue “un absurdo que causó mucho daño”. Pero, aseguró, en su gobierno hay “una actitud distinta” del Ejército y de la Marina.

“Y ya hay una actitud completamente distinta a la que había antes, tanto en la Secretaría de Marina como en la Secretaría de la Defensa (…) Entonces, esas cosas ya no suceden ni queremos que sucedan, no vamos a permitirlo”, expresó.

 

PERSISTEN VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS: AI

 

La detención de los 30 elementos de la Marina y las declaraciones del presidente López Obrador coincidieron con la postura de la organización civil Amnistía Internacional, que considera que México sigue inmerso en una grave crisis de derechos humanos.

“México continúa atravesando una de las peores crisis en materia de derechos humanos en todo el hemisferio. En 2020 continúa siendo el país más peligroso para el periodismo, y ocupa uno de los primeros lugares en los países más peligrosos para las personas defensoras de derechos humanos”, dijo a la agencia EFE Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI).

De acuerdo con los informes de la Subsecretaría de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, se tienen 3,000 reportes más de desaparición forzada que los 82.888 registrados en enero pasado.

México afronta una crisis histórica de desapariciones con un registro de 212,193 denuncias de personas no localizadas desde 1964, aunque según la Segob ya se han ubicado a 125,530 personas, 93% de ellas con vida.

De esta manera, el número oficial de desaparecidos y que siguen sin localizar en la actualidad es de 86,663.

Tamaulipas es una de las entidades con mayor número de desapariciones forzadas, muchas de ellas sin investigar. El estado cuenta con gran presencia del crimen organizado. De hecho, en Nuevo Laredo opera el Cártel del Noroeste, escisión de los Zetas, agrupación formada por exmilitares.

Según la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Tamaulipas ocupa el segundo puesto en número de personas desaparecidas, solo por detrás de Jalisco, con más de 1,280, es decir, alrededor de un 8% de la cifra de todo el país.

En el caso particular de Nuevo Laredo, calificado por el organismo como “un punto negro”, se busca a 2,068 personas.