Los universitarios tomaron ventaja en el marcador, pero sufrieron la voltereta ante los cementeros

Huber García

Cruz Azul remontó el marcador para hacer valer el dominio que tenía con el esférico. Martín Cauteruccio y José Madueña marcaron los tantos con los que la Máquina se impuso a Lobos para firmar un Apertura 2018 invicto como local. Los Celestes consiguieron ocho triunfos y un empate en el certamen en el que volvieron al Estadio Azteca, además de asegurar, por una jornada más, el liderato de la Tabla General. En el arranque del encuentro, la posesión fue total para los locales que poco tardaron en generar peligro. Por la banda derecha fue la vía principal con Elías Hernández, siendo el más activo. El primer aviso surgió con un servicio frontal que Edgar Méndez remató de cabeza, exigiendo una atajada lobezna de Antonio Rodríguez para mandar a tiro de esquina. El guardameta mexicano de Lobos se volvió factor en el encuentro, al evitar en dos ocasiones más la caída de su marco. Primero al achicar a línea de fondo una diagonal de Hernández, y después en vencer en mano a mano al mismo 11 celeste, cuando un trazo filtrado de Marcone lo había dejado solo en los linderos del área chica. Cuando más intenso resultaba el equipo de Pedro Caixinha, Lobos aprovechó un contragolpe. Balón a la media cancha que Kazim Richards proyectó a Michaell Chirinos, recibió y llevó a la banda para esperar el pique a segundo poste de Leonardo Ramos, quien le ganó el frente a José Madueña para rematar en el área chica y vencer a Jesús Corona, al 19 lo ganaba la visita.

En el arranque de la segunda mitad estuvieron a punto de repetir la fórmula de no ser por el cancerbero universitario que dio dos pasos adelante para cortar el viaje del esférico. Lobos fue agresivo al verse abajo en el marcador y los locales cedieron para buscar los espacios largos, esperando un contragolpe que sentenciara el encuentro. Los de Paco Palencia apostaban a los centros que favorecieran el gran juego aéreo de Leonardo Ramos, quien estuvo a punto de hacer su segundo de la tarde y noveno del certamen, cuando peinó un balón que fue cayendo peligrosamente para estrellarse en la horquilla del marco de Corona. La última de peligro se presentó cerca del minuto 70 cuando Cauteruccio arrancó, y de frente al marco, de larga distancia probó con potencia, pero el balón se fue apenas a un costado del poste. Cruz Azul equilibró el encuentro en la media cancha para ver pasar los minutos, así conseguir su octavo triunfo del semestre y consumar su invicto como locales en el Apertura 2018, al sumar 25 de 27 puntos posibles. Por su parte, Lobos BUAP ve terminada una racha de seis partidos sin conocer la derrota y permanecer con 16 unidades en la parte baja de la clasificación.