Huffington Post

Primero fue James Bond, después el gobierno de Ciudad de México en Día de muertos, y ahora Brasil decidió que no se podía quedar atrás. Durante las celebraciones del carnaval de Sao Paulo (que arrancó el 9 de febrero y terminará el próximo 18 de febrero) una de las comparsas que desfilaron en el sambódromo de Anhembi tomaron los grandes símbolos de nuestro país para rendirle un homenaje a México.

Integrantes de la escuela de samba Vila Maria participaron en las celebraciones del carnaval que se realizaron en el Sambódromo de Anhembi este domingo. Como ya es costumbre en los grandes desfiles monumentales, enormes calaveras y una que otra calaca fueron integradas en esta gran fiesta.

Flores, plumas, aztecas, mayas, Hernán Cortés, la Virgen de Guadalupe, Roberto Gómez Bolaños, El Chavo del 8 y hasta Frida Kahlo fueron invitados a la celebración. “Es un homenaje lindo, maravilloso. Roberto Gómez Bolaños es un icono de la cultura mexicana y nada más justo que hacer ese homenaje para él”, expresó Tarcila Falleiros, directora de la escuela, en el cierre del carnaval paulista.

En enero pasado, El País informó que la compañía Globo había comprado los derechos de El chavo del ocho, como un reflejo de éxito que tiene esta serie en Brasil, donde lleva décadas transmitiéndose en televisión abierta. El programa con el que se hizo famoso Gómez Bolaños, y que empezó a transmitirse el 20 de junio de 1971 inspiró a los maestros de la escuela de samba Vila Maria, al grado que decenas de niños desfilaron disfrazados de El Chapulín Colorado.Se realizaron imágenes en tamaño monumental con los personajes del programa: El señor Barriga, Doña Clotilde, Quico, Don Ramón, Doña Florinda y el profesor Jirafales. También Frida Kahlo fue retomada por los organizadores de esta comparsa para hablar de la cultura mexicana.

La comparsa que se inspiró en México comenzó con un grupo de bailarines disfrazados de aztecas y mayas, vibrando en un templo prehispánico, custodiado por varias serpientes emplumadas. Aztecas, mayas, Hernán Cortés, la Virgen de Guadalupe, la celebración del Día de Muertos y los personajes de Roberto Gómez Bolaños cerraron el desfile. Después aparecerían Hernán Cortés, los conquistadores españoles a bordo de una carabela y finalmente llegaría la Virgen de Guadalupe.

 

También hubo mariachis. Obviamente. Y, finalmente, Día de Muertos. Siete escuelas de samba que forman parte del Grupo Especial de Sao Paulo recorrieron la pista del sambódromo de Anhembi para poner el broche de oro a dos jornadas de desfiles que sumaron cerca de 15 horas.