AFP

 Periodistas registran los camiones donde se transporta el primer cargamento de ayuda humanitaria internacional para Venezuela, en inmediaciones al puente fronterizo de Tienditas, en Cúcuta (Colombia). El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este jueves al gobierno de Estados Unidos de usar una “crisis humanitaria inexistente” como “excusa” para justificar una eventual invasión militar en el país petrolero. Al leer una carta que espera firmen 10 millones de personas contra la “injerencia” de Washington, en un acto en la céntrica Plaza Bolívar de Caracas, Maduro acusó a la Casa Blanca de armar una “coalición internacional” para “cometer la grave locura de intervenir militarmente Venezuela bajo la falsa excusa de una crisis humanitaria inexistente”.

La declaración coincide con la llegada de ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos a la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, gestionada por el opositor Juan Guaidó, jefe del Parlamento reconocido como presidente interino del país petrolero por unos 40 gobiernos de América y Europa. Gente junto al camino mira mientras llegan camiones con ayuda humanitaria para Venezuela a un depósito en la ciudad fronteriza de Cúcuta, Colombia, 7 de febrero, 2019. REUTERS/ Luisa González Sin embargo, el mandatario, quien rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos por reconocer a Guaidó, no se refirió directamente a esos primeros cargamentos de alimentos y medicinas, en aguda escasez. El miércoles, Maduro había calificado esa ayuda como un “show barato”, negándose a aceptar que pase las fronteras, mientras Guaidó pide a los militares dejar que cruce. ¡Ni con show, ni con golpes fracasados, ni con amenazas de intervención, ni con agresión diplomática, nunca jamás han podido ni podrán con nosotros! El gobierno inició el miércoles en la Plaza Bolívar la recolección de firmas en apoyo al texto.

La carta achaca la grave crisis económica venezolana a un “criminal bloqueo comercial y financiero”, cuando la administración de Donald Trump ha impuesto fuertes sanciones contra Venezuela y su estatal petrolera PDVSA. “Vamos a ir hasta la Casa Blanca a llevar más de 10 millones de firmas exigiendo respeto (…) Llamo a firmar en Venezuela y más allá. En el mundo entero”, expresó tras leer la misiva. El mandatario aseguró haber recolectado 10 millones de firmas en 2015 contra el decreto del expresidente Barack Obama que declaró a Venezuela una amenaza “inusual y extraordinaria” a la seguridad de Estados Unidos.