El triunfo de la mexicana fue por decisión unánime

Ada de los deportes / @adadlosdeportes

Foto: Redacción

Este sábado, el Gimnasio Miguel Hidalgo de la capital poblana se vistió de puños con la gran función de box que tuvo como pelea estelar el enfrentamiento que sostuvo la mexicana Mariana “Barbie” Juárez por la defensa, por cuarta ocasión, de su cinturón de peso Gallo del Consejo Mundial de Boxeo ante la costarricense Carolina “Princesa” Arias ante quien se impuso por decisión unánime en compromiso pactado a 10 episodios.

Una de las cosas que marcaron la diferencia y encaminaron el triunfo de Juárez fue, además de la evidente diferencia de estaturas, los pocos argumentos pugilísticos de la tica, quien desesperó en más de una ocasión a la peleadora azteca.

De esta forma los jueces dictaminaron de forma unánime el triunfo de Mariana, que no quedó del todo satisfecha por no haber tenido el lucimiento que hubiera querido.

Mariana, superior en estatura y alcance, mantuvo a distancia a su rival y trató de conectarla con peligrosos ganchos, aunque la “tica” se defendió bien en los primeros asaltos.

Luego de cuatro asaltos, la tercia de jueces tenían con ventaja a la “Barbie” con 39-37, 39-37 y 40-36, quien en todo momento tuvo el apoyo de la gente y fue hacia adelante, pero la movilidad de su rival y los amarres frustraron los ataques de la mexicana. Pese a los intentos de la monarca, luego de ocho asaltos mantenía ventaja en las tarjetas, por 79-73, 78-74 y 79-73, por lo que la retadora estaba obligada al nocaut si quería ganar.

Así, “Barbie” defendió su título, ganado hace ya un año, el 1 de abril de 2017.