“No pronosticamos más allá del próximo año; esperamos un deterioro lento, pero continuo de las cuentas fiscales”

El Financiero

La fuerte desaceleración económica que atraviesa el país así como las preocupaciones sobre las políticas del gobierno está afectando la confianza de los inversionistas globales, de los cuales una amplia mayoría considera que México pierda su grado de inversión. De acuerdo con la encuesta mensual de noviembre de Bank of America Merrill Lynch (BofA) realizada a directivos de fondos de inversión en Latinoamérica, el 77 por ciento de los inversionistas encuestados prevé que las agencias de calificación crediticia le quitarán el grado de inversión que actualmente tiene el país. Este es el porcentaje más alto desde enero, cuando se incluyó la pregunta en la encuesta.

En entrevista con El Financiero Bloomberg, Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, indicó que en la institución esperan para el próximo año alguna baja en la calificación soberana o de Pemex. “No pronosticamos más allá del próximo año, sin embargo, esperamos un deterioro lento, pero continuo de las cuentas fiscales, con lo cual podría seguir la disminución en la calificación”, indicó el especialista. No obstante, mencionó que si llega a darse la baja en la calificación por parte de alguna agencia, sería de un nivel, por lo que México continuaría con grado de inversión.

El banco estadounidense revisó recientemente los pronósticos de crecimiento de México para 2019, a 0.0 por ciento, desde la estimación anterior de 0.5 por ciento, y 0.9 por ciento para 2020, desde un previo de 1.0 por ciento. Capistrán indicó que los riesgos para la economía en 2020 continuarán en la parte externa, principalmente el proceso electoral de EU, y en los internos, con la incertidumbre respecto a la implementación de políticas económicas, junto con un bajo gasto de gobierno.