Presenta una ocupación del 21 por ciento

Eduardo Sánchez

El Mercado de Pescados y Mariscos de la ciudad de Puebla continúa sin funcionar al 100 por ciento tras haber pasado dos años desde su apertura. A pesar de los esfuerzos de la actual administración, muchos comerciantes continúan en la informalidad y ocupando espacio público en el Centro Histórico. Dicho inmueble fue ubicado en la colonia Francisco I. Madero y tuvo una inversión de 19 millones de pesos, con los que se construyeron 24 locales para expender productos crudos, cinco restaurantes y cuatro barras para alimentos preparados, además de 300 metros cuadrados de terrazas. Tras su inauguración por el entonces presidente municipal, José Antonio Gali Fayad, se buscó acatar las peticiones de comerciantes informales, así como una reactivación de la economía en la zona poniente de la ciudad. Pese a esto, el proyecto ha fracasado rotundamente y sólo se han ocupado alrededor de 11 de los 33 locales disponibles. Las razones para no trasladarse por parte de los comerciantes se deben, principalmente, a su mala ubicación, pues el inmueble está alejado de cualquier ruta de transporte. Ni principales festividades como la cuaresma, han motivado a los comerciantes a ocupar espacios, pues, en el presente año, sólo se reportó una ocupación del 21 por ciento a pesar de que el número de clientes aumentó significativamente. Locatarios han pedido una reubicación a una zona más céntrica, además, han denunciado el deterioro del mercado. En el periodo de campaña, el ex candidato a la presidencia municipal, Eduardo Rivera Pérez, había propuesto la reubicación de vendedores de mariscos. En su momento, Rivera Pérez indicó que buscaría una reubicación de los locatarios del Mercado Defensores de la República, así como de los comerciantes que ocupan espacios en las calles del Centro Histórico con la finalidad de mejorar las ventas.

Por su parte, autoridades han reconocido en múltiples ocasiones la falta de interés por ocupar espacios. A mediados de 2017, el titular de la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom), José Ventura Rodríguez Verdín, declaró que sólo bastaban 15 días para el lleno total de la unidad. Un año después, y tras una campaña de publicidad del mercado de mariscos, no se ha podido cumplir el objetivo. Aunado a esto, el director de abasto y comercio interior, Tito Armando Jiménez Ruiz, reafirmó que es la mala ubicación lo que no ha permitido que el proyecto se ocupe al 100 por ciento. Asimismo, evitó dar razones para pensar que, al término de la administración, se pueda lograr el objetivo principal, aunque informó que se continúa haciendo la invitación a locatarios. Durante el año pasado, el tema de pagos por parte de propietarios, fue motivo para el cierre de algunos locales por no erogar sus contribuciones, por lo que una de las soluciones que ha buscado el Ayuntamiento es la baja en la renta. La semana pasada, se dio a conocer que la Secretaría de Gobernación propuso, en la Ley de Ingresos 2019, homologar a 2.85 pesos diarios por metro cuadrado el cobro por derecho de renta en el Mercado de Sabores y el Mercado de Pescados y Mariscos. Además, con el objetivo de reubicar a todos los vendedores informales ubicados en el CH y distintos puntos de la ciudad, también se busca incluir un cobro de 155 pesos por metro cuadrado. Esto se evaluará en la presente semana y será votado por el Cabildo del Estado dentro de un par de semanas.