Guillermo Aréchiga explicó que el proceso para revisar todas las unidades tardará alrededor fe 6 meses

Dulce Gómez/Jesús Lemus

Este 13 de febrero inició el pase de revista del transporte público en Puebla, esto como parte del acuerdo entre el Gobierno del Estado y los concesionarios para la modernización e instalación de equipos de seguridad al interior de las unidades en beneficio de los usuarios, informó el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte, Guillermo Aréchiga Santamaría, quien puntualizó que en total se revisarán poco más de 14 mil unidades en la entidad. En conferencia de prensa, el funcionario estatal explicó que la verificación de las más de 14 mil unidades llevará un tiempo de entre 5 y 6 meses, empero, en el caso de la capital, el tiempo estimado será de dos semanas y la actividad se llevará a cabo en la explanada del Estadio Cuauhtémoc.

Acotó que diariamente se revisarán 150 unidades y, entre los aspectos a tomar en cuenta destacan, el estado físico de las unidades, es decir pintura, hojalatería y tapicería. También, se supervisará el estado mecánico, por ejemplo, llantas, frenos, luces, espejos; en tanto, también se revisará la antigüedad de los vehículos, pero principalmente la presencia de cámaras de videovigilancia y botones de pánico conectados al Complejo de Seguridad C5. “Esta mañana vamos a iniciar el pase de revista vehicular. Esto significa que vamos a buscar físicamente la revista en todas las unidades del transporte público del estado (…). Hace muchos años que no se realiza esta supervisión en el estado de Puebla y, para nosotros es fundamental, porque significa la posibilidad de corroborar el estado de las unidades, que cumplan con la legalidad necesaria para ofrecer el servicio de transporte a los poblanos”, dijo. Luego de las dos semanas de inspección en la capital, los supervisores de la SMT se trasladarán al interior del estado para hacer lo propio. “Las unidades convocadas son de distintas rutas con el objetivo de que quede plenamente garantizada la movilidad y transporte de los poblanos (…).

En esta actividad vamos a revisar algunos temas muy concretos, muy específicos; los supervisores traen un listado muy específico”, indicó. Por lo anterior, Aréchiga Santamaría puntualizó que en el caso de las unidades que presenten una falla menor, serán reprogramadas para una nueva revisión, aunque, se les iniciará la sanción correspondiente.

Respecto a las unidades que no ofrezcan condiciones de seguridad para los usuarios, serán retenidas, mientras las que carezcan de botones de emergencia, cámaras y estén antiguas, el Gobierno del Estado iniciará con el proceso de revocación de concesiones. Es importante recordar que en octubre de 2019, el Gobierno del Estado avaló a los concesionarios aumentar el pasaje, empero, con la condición de modernizar y dotar de seguridad a sus unidades en un plazo de cuatro meses.

NO HABRÁ PRÓRROGAS DISFRAZADAS PARA TRANSPORTISTAS: NORA MERINO

La diputada por el Partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla, negó que la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT) otorgue prórrogas disfrazadas para culminar en un plazo de seis meses la revisión de las unidades que deben cumplir con la modernización de las unidades.

La también integrante de la Comisión del Transporte, del Congreso del Estado de Puebla, dijo que los concesionarios no deben confiarse de que no serán revisadas sus unidades, pues no existe un orden para culminar este procedimiento a través de la dependencia.

Argumentó que la secretaría ya demostró que no habrá tratos en lo oscurito con algunas concesiones, luego de que en el primer pase de revista se retiraron a unidades que no llevaron a cabo la modernización de las unidades. Recordó que la tarifa de 8 y 8.50 pesos no está a negociación para que el transporte público tenga unidades con botones de pánico, cámaras de vigilancia y varias mejoras en favor de los usuarios. La diputada mencionó que nadie puede estar al margen de la ley; por lo tanto, no faltará alguien que pueda adquirir la concesión del transporte, cumpliendo con unidades modernizadas en favor de los usuarios. “En mi opinión no es un plan con maña, porque si así fuera, se diría que habrá una prórroga para la revisión. Se tiene que hacer así para evitar que colapse este servicio en favor de los poblanos”.