Se busca recuperar el ecosistema original en cinco hectáreas de ese campus

Redacción

 Con la siembra de decenas de ejemplares de la especie endémica Juniperus poblana y de Dodonaea viscosa, arbusto precursor para la formación del suelo, el Rector Alfonso Esparza Ortiz encabezó el programa de restauración del Ecocampus Valsequillo de la BUAP, cuyo objetivo es recuperar el ecosistema original en cinco hectáreas de zonas degradadas en este campus. Ante estudiantes de diversas escuelas y facultades de la BUAP, quienes apoyaron en esta campaña de siembra de especies vegetales, el Rector Alfonso Esparza consideró que este loable esfuerzo contribuye a la mejora de esa zona de Valsequillo, donde la Universidad posee 100 hectáreas, de las cuales solo 30 por ciento puede restaurarse.

“Este ejercicio no inició hoy. Desde 2017 el Jardín Botánico de la BUAP tuvo el cuidado de colectar, germinar y cultivar semillas que después vinieron a plantar”, comentó al tiempo de recordar que en 2018 se sembraron 700 especímenes, con una cuota de éxito de 85 por ciento. Además de impactar positivamente en el Ecocampus Valsequillo, este proyecto -liderado por especialistas del Jardín Botánico, con el apoyo de académicos de otros centros de investigación de la BUAP- beneficiará a los campesinos de la zona, ya que se comienza a restaurar con diversas especies originarias del lugar para incidir en la mejora del ecosistema.

“Introducir principalmente especies nativas es algo muy importante; queremos que el Ecocampus Valsequillo realmente haga honor a su nombre con el que fue iniciado y que ha tenido esta intención de contribuir a la ciencia”, dijo.

Maricela Rodríguez Acosta, directora del Jardín Botánico de la BUAP, agradeció el apoyo del Rector Alfonso Esparza Ortiz para otorgarles los recursos humanos y materiales que hacen posible la restauración en el Ecocampus Valsequillo, y que permitirán regresarle a la zona su ecosistema original en un plazo de cinco años. “Sabíamos que aceptar este proyecto era adicionar más carga a nuestras espaldas, pero saber que usted estaba en la misma tónica nos motivó a tomar esa responsabilidad. Fue así que a nivel piloto se introdujeron las primeras plantas, con el objetivo, no de reforestar, sino de restaurar, regresarle a la naturaleza lo que el hombre le quitó. Un objetivo mucho más ambicioso, más demandante y más ético, desde el punto de vista ambiental”, expresó.

La doctora Rodríguez Acosta mencionó que a partir de esta experiencia se espera mostrar los resultados al grupo ERA (Ecological Restoration Alliance), al que pertenece el Jardín Botánico de la BUAP, “donde sin lugar a dudas tendremos la oportunidad de presentar nuestra experiencia en la categoría de campus universitarios ante el grupo de expertos más calificado del mundo en restauración”. Asistieron también a la apertura oficial del programa de restauración del Ecocampus Valsequillo de la BUAP, el vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado, Ygnacio Martínez Laguna; el director del Instituto de Ciencias, Jesús López Olguín; profesores y estudiantes de las licenciaturas en Arquitectura, Biología, Biomedicina, Ciencias Químicas, Ingeniería Agrohidráulica, Contaduría y Administración, y de la Preparatoria Alfonso Calderón Moreno.