Néstor Camarillo se encargó de oficializar los relevos para la dirigencia municipal del tricolor

 

Jesús Lemus

 

El presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Néstor Medina Camarillo, concretó el relevo, sin previa convocatoria, del Comité Municipal del instituto político y justificó su decisión bajo el argumento de que Puebla se encuentra en una crisis sanitaria llamada Covid-19.

Con base en el documento, los nuevos dirigentes son Humberto Fernández de Lara Cajica y Guadalupe Pérez Pazos, quienes llegaron en sustitución de Víctor Manuel Carreto Pacheco y Erika de la Torre.

El mismo oficio firmado por el dirigente estatal del PRI establece que el líder y secretaria general del partido en la capital poblana estarán al frente del cargo hasta que concluyan las elecciones del siguiente año.

En este sentido, Néstor Camarillo Medina argumentó que por la pandemia no se pudo emitir la convocatoria respectiva, por eso se tomó este acuerdo interno, aunque no especificó si hubo consenso para dicha determinación.

Indicó que Humberto Fernández de Lara Cajica y Guadalupe Pérez Pazos tienen el reto de fortalecer la unidad del partido de cara a las elecciones del otro año, para demostrar que hay las condiciones de recuperar la presidencia municipal de Puebla.

Añadió que ni las obras faraónicas impulsadas en su momento por el PAN, ni mucho menos las falsas promesas de la Cuarta Transformación derrotarán al instituto tricolor para llevarse diversos triunfos en la capital de Puebla.

“Hemos publicado el acuerdo que se tomó para esta protesta, ya que la situación de la pandemia no nos permite emitir una convocatoria para ir a un proceso interno y por eso tomamos un acuerdo para que esta dirigencia municipal esté encabezando el proceso electoral 2020-2021, entonces, hasta ahora, son sólo dos”.