Durante el primer año de gestión de Angélica Alvarado al frente de Huejotzingo, la ineficacia de su gobierno ha vulnerado el bienestar de la ciudadanía, así como ha faltado a las promesas hechas durante su campaña.

Como en muchas otras regiones del estado, la inseguridad se ha vuelto una de las principales problemáticas a las cuales hacer frente, esto, aunado a que no ha podido cumplir con su plan municipal de trabajo.

En materia de seguridad, se tomó como base la situación que se vivía en la demarcación, esto durante 2015, cuando delitos como el robo en sus diferentes modalidades o el delito de lesiones representaban los casos con más incidencia.

Bajo este marco, a comienzos de año, Alvarado ya reconocía a Santa Ana Xalmimilulco y San Mateo Capultitlan como las juntas auxiliares con mayor número de incidencia en los delitos de robo de vehículos, homicidio y secuestro.

Ahora, a un año de su gestión, Huejotzingo no ha podido salir del bache en el que se encuentra.