El director de la paraestatal señala a La Razón que es necesario que Hacienda pague los 80 mdp que debe la red de librerías; dice que no busca consolidar alianzas con países cuyo idioma sea distinto al español; quiere hacer del Fondo la editorial de LA

La Razón

La fusión formal y legal del Fondo de Cultura Económica (FCE), Educal y la Dirección General de Publicaciones (DGP) se prevé se concrete en diciembre, o al menos “estaremos al borde de ello”, adelantó a La Razón Paco Ignacio Taibo II, director de la paraestatal. Aseguró que para poder hacer este cambio es necesario que la Secretaría de Hacienda absorba la deuda de 80 millones de la red de librerías. “Si se declarara en quiebra la perdemos y en medio de una campaña de fomento a la lectura eso no puede pasar. El pacto original es que Hacienda cubriría esa deuda del pasado para que pudiera empezar a trabajar con números negros, y eso debe producirse en los próximos días, y más nos vale a mí y a Hacienda”, apuntó.

La feria del libro de Caracas, Venezuela, es muy importante para nosotros porque tenemos una bodega de la filial que la anterior administración nos había dejado muerta, y esos libros como no los podían vender porque no podríamos traer dólares, pues no se sacaron; llegamos a un pacto con el Ministerio de Cultura para que se vendan en bolívares” El escritor señaló que aunque la absorción legal de las dependencias de la Secretaría de Cultura aún no ocurre, “en la práctica ya somos el mismo equipo trabajando juntos”, por lo que a finales de año se realizará un balance de lo que ha ocurrido durante su administración: “lo que ha pasado en las 30 escuelas Normales que hemos visitado, las bibliotecas que hemos regalado a los centros penitenciarios”, para formular el plan de la editorial para el próximo año, el cual se presentará en diciembre próximo.

“Hemos adelantado en términos presupuestales, porque la estructura del gobierno nos obligaba a hacerlo, pero el plan final lo vamos a hacer en diciembre”, detalló. Respecto a los trabajos previstos antes del cierre de 2019, señaló que su principal objetivo es que para el cierre de año el FCE sea “la gran editorial de Latinoamérica”. Por ello, describió los viajes que ha realizado a ferias del libro, como la de Buenos Aires, Lima y próximamente a Venezuela como “una relación amigable, fraternal y estrecha con los países , y agradezco enormemente el trabajo de apoyo que ha hecho Relaciones Exteriores, en donde quiera que llegamos los embajadores son como hermanos”.

Tras consolidar al Fondo en Latinoamérica, ¿buscará ir a otros países?, se le preguntó: “no”, respondió tajantemente y agregó: “nuestro único nexo va a ser el idioma. Tenemos unos críticos que no merecemos, de los tarados que son, no fuimos a Frankfurt porque no quisimos gastar en el vuelo de los funcionarios; vamos a ir a las ferias en las que podemos tener resultados sólidos, esas en las que vendemos los libros del FCE y empezamos a traer autores latinoamericanos a nuestro catálogo”, añadió. De la situación de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), aseguró que ya está lista, que se efectuará simultáneamente en la CDMX y en Mérida.

Sobre la primera, señaló que costará 17 millones de pesos, “era una reducción de costo obligada”, y sobre Mérida, que dicha ciudad se hará cargo del 80 por ciento del costo; “la FILIJ ya tiene fechas, la lista de autores invitados la daremos a conocer en los próximos días, yo creo que el miércoles”. Finalmente, respecto a los empleados de la editorial (principalmente del área de comunicación) que fueron despedidos a principios de junio, Taibo negó rotundamente que hubiese sucedido; “los recortes fueron antes de que yo llegara, y cuando yo entré cambiamos los cargos de dirección lo cual era obligado”.