Repudiada por lesionar a pobladores de Chalchihuapan y ser la causante del asesinato de un niño, los diputados locales lograron abrogarla

Jesús Lemus

Después de un año y tras dos vetos del ex gobernador José Antonio Gali Fayad, diputados locales abrogaron la denominada Ley Bala que se utilizó en el desalojo violento de 2014 en Chalchihuapan, cuando murió el menor José Tehuatlie Tamayo. Lo anterior ocurrió en la sesión del Congreso del Estado de Puebla, donde, a comparación de 2018, cuando los legisladores avalaron por unanimidad las dos abrogaciones, previo a sus vetos, en esta ocasión los legisladores sacaron el dictamen por mayoría de votos. La diputada de Morena, Vianey García Romero, hizo un recuento de los hechos en 2014, cuando la policía desalojó con supuestas balas de goma a pobladores que se manifestaban en la junta auxiliar de Chalchihuapan, donde murió el menor José Tehuatlie Tamayo.

Argumentó que la Ley que Regula el Uso de la Fuerza Pública, denominada Ley Bala, fue impulsada por el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien, con base en diversas notas informativas fue catalogado como “asesino”. Recordó que en sustitución de este marco normativo, vetado en dos ocasiones por el ex mandatario José Antonio Gali Fayad, serán agregados los protocolos de la Guardia Nacional. A su vez, la diputada local del PRI, Rocío García Olmedo, señaló que el dictamen tenía errores porque no se solventaron las presuntas observaciones que se hicieron en los vetos de José Antonio Gali Fayad.

La abrogación de la denominada Ley Bala se dictaminó con 25 votos a favor, 12 abstenciones de algunos legisladores del PRI, PAN, Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC) y cero votos en contra.