Carta abierta al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador

Como ciudadanos, debemos tener la convicción de querer que nuestro país sea un lugar próspero para todos, que brinde las condiciones para la igualdad de oportunidades, que busque que la vida se desarrolle de forma armónica, sin sobresaltos o conductas antisociales. El 54% de los ciudadanos que lo eligieron como presidente, porque su movimiento encau zó el malestar de los mexicanos ante la corrupción, la pobreza y el mal manejo de la economía. El 46% restante decidió hacerlo por otras opciones diferentes a la suya, es por ello vital, que la confianza que usted generó en la abrumadora mayoría que se volcó en las urnas para elegirlo, no se vea mancillada. A partir del 1 de diciembre, usted llegará a ocupar la máxima magistratura del país. Las condiciones políticas en las que ejercerá la primera mitad de su Gobierno, son idóneas para que pueda emprender las políticas públicas, reformas y cambios que prometió durante el proceso electoral. Al contar con la mayoría en la Cámara de Diputados y en la de Senadores, no hay forma de que exista una parálisis en el Gobierno. Prácticamente, las iniciativas que usted proponga al Congreso de la Unión, serán aprobadas.

La responsabilidad que esto implica, exige de su parte, serenidad, prudencia y evitar a toda costa caer en la tentación de ejercer el poder de forma autoritaria. La democracia mexicana requiere de la visión estadista de quienes la iniciaron, esos grandes héroes de la nación, los mismos que usted ha citado en diversas ocasiones: Morelos, Juárez, Madero y Cárdenas. El país, a partir del domingo 1 de julio, tiene otro rostro. Como nunca antes en la historia reciente, la participación ciudadana había alcanzado el 67%. 32 millones de mexicanos le exigen que cumpla sus doctrinas, su plan alternativo de nación y el deber histórico que trae consigo su triunfo electoral. Los jóvenes fueron el motor que impulsó el cambio de régimen que usted encabeza. No les falle, usted logró lo que ningún candidato pudo hacer, promover la participación y organización social de este sector. No eche en saco roto todo el avance que consiguió, deseamos que la cuarta transformación de México sea una realidad.

Por el bien de México: “La Patria es Primero”.