Las autoridades presumen que la adolescente habría sido interceptada cuando salió de su escuela

Huffignton Post

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) señalan que a nivel nacional el número de víctimas de feminicidio que tenían entre cero y 17 años aumentó 60 por ciento en cuatro años. El 30 de octubre fue la última vez que se le vio con vida. Andrea Michel Olivares Peralta, de 17 años, vivía en el municipio de Chalco en el Estado de México; era alumna del quinto semestre en la preparatoria Fraternidad, que se ubicaba muy cerca de su casa. Ese día ya no llegó a casa. Sus padres desesperados fueron a buscarla al plantel, preguntaron entre sus compañeros por el paradero de la adolescente hasta que uno de ellos les dijo que la había acompañado a un parque que se encontraba a tan solo cuatro cuadras de su dirección Aunque las autoridades levantaron la Alerta Amber, al día siguiente, el 31 de octubre, su cuerpo fue encontrado a más de 15 kilómetros de su escuela, a lado de la carretera Huexoculco-Miraflores, en una zona de pastizales. Estaba semidesnuda, con señales de abuso sexual y ahorcada con un lazo. En el lugar de los hechos se encontró una mochila con útiles escolares, lo que podría indicar que la mujer fue interceptada cuando se dirigía de regreso a su casa. De acuerdo con un conteo hecho por Excélsior, citando datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), a nivel nacional el número de víctimas de feminicidio que tenían entre cero y 17 años aumentó 60% en cuatro años.