Jesús Lemus La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) hizo un berrinche en la sesión del Congreso del Estado y decidió abandonar la misma, la cual sirvió para la toma de protesta del nuevo titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Félix Cerezo Vélez.
Fue la coordinadora de la bancada del PAN, Mónica Rodríguez Della Vecchia, quien dijo que su bancada de cuatro integrantes no respaldaría la imposición de este personaje, quien no cumplió con los requisitos de la convocatoria.
Agregó que carecerá de calidad moral para emitir recomendaciones a las autoridades, en caso que haya violaciones concretas a los derechos humanos de las personas en el estado de Puebla.
“Ayer vimos con incredulidad cómo en medio de un proceso desaseado, doloso y llenonde irregularidades, Morena impuso a un ombudsman. Esto es algo gravísimo para la vida política del estado, es una imposición que atenta contra el estado de derecho y el orden constitucional”.
Inmediatamente el líder de la bancada de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, defendió el proceso para elegir al nuevo titular de la CEDH, quien estará al frente del cargo por cinco años.
Añadió que se trata de “una decidía” del PAN, cuando en el pasado jamás se atrevieron a criticar los atropellos que vivieron cientos de presos políticos y ciudadanos que sufrieron el desalojo violento de Chamchihuapan.
Rechazó que Félix Cerezo Vélez sea un tapete del gobierno estatal en turno y eso se demostrará con su trabajo en los siguientes años, cuando habrá garantías de emitir recomendaciones por posibles violaciones a los derechos humanos.
“Eso no volverá a pasar en Puebla, lo cierto que con todo lo que se dijo, con todo lo que se quiso manchar ayer, no se pudo. Lo vuelvo a decir en esta tribuna, manchan con decidía el trabajo de los diputados, aquí en Puebla no se repetirán los escenarios del pasado”.