Jesús Lemus

Con un Congreso local dividido fue como se dictaminaron reformas a diversas leyes, entre ellas el Código Penal y Civil que se caracterizaron por la confrontación de los diputados que estaban a favor y en contra de despenalizar el aborto, además del matrimonio igualitario. Lo anterior ocurrió en la sesión del Poder Legislativo que se prolongó por más de 7 horas, donde los legisladores también sacaron las reformas a la Ley de Víctimas que otorga a través del gobierno de Puebla hasta 42 mil pesos a víctimas de violencia cuando el responsable del delito huya, muera o desaparezca, además de la Ley para una Vida Libre sin Violencia, que permite identificar la violencia política de género. La primera discusión se centró en el Artículo 294 del Código Civil, donde el diputado sin partido, Marcelo García Almaguer, afirmó que se pone un “freno de mano” al matrimonio igualitario que debe permitirse porque existe una petición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para proteger sus derechos humanos. Sin embargo, el revire no tardó y la coordinadora de los diputados locales del PAN, Mónica Rodríguez Della Vecchia, señaló que en el Poder Legislativo se trabajará en favor de los poblanos, además de que la doctrina de la fuerza política, no apoya el matrimonio igualitario. Los comentarios machistas no tardaron y el legislador sin partido, Héctor Alonso Granados, sentenció que el matrimonio solamente debe darse entre parejas del mismo género, por lo cual apoyará la figura tradicional del matrimonio en Puebla. Pero eso no fue todo, Alonso Granados también evidenció su lado machista y sentenció que en la Ley para una Vida Libre sin Violencia, donde se reconoce la “violencia política de género”, las mujeres siempre buscan salirse con la suya. Solamente la diputada local del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Estefanía Rodríguez Sandoval, fue la única de esta fuerza política que se subió a defender el matrimonio igualitario. A pesar del largo debate sobre el asunto del matrimonio, los legisladores rechazaron con 29 votos en contra; 8 a favor y 2 abstenciones que esta figura también aplique para parejas del mismo género, provocando que la diputada local del PRI, Rocío García Olmedo, anunciara un recurso de inconformidad en la SCJN, además de pedir a la CNDH que también haga lo propio. Sobre el Artículo 342 del Código Penal de Puebla, la diputada del PRI, Rocío García Olmedo, pidió despenalizar el aborto en Puebla, sin embargo, no recibió eco en su petición, pues a través del PAN, se argumentó que se protegerá la vida desde la concepción hasta la muerte. Al final, la reforma al Código Penal disminuyó las penas y pasaron de 5 años a un año como máximo, en caso de que una mujer decida interrumpir su embarazo previo a las 12 semanas.