Milenio / SinEmbargo

 

El sector turístico de México puso en marcha una serie de iniciativas integrales con todos los protocolos sanitarios aconsejados por las autoridades para fomentar el turismo nacional e internacional durante el periodo de Semana Santa, según se informó el pasado sábado.

La Secretaría federal de Turismo calcula una ocupación hotelera general del 58 por ciento con la llegada de cinco millones de turistas, que generaría una derrama económica de 12 mil millones de pesos.

Se calcula que la Semana Santa o tiempos de Cuaresma hayan llegado cinco millones de turistas (88 por ciento nacionales y 12 por ciento extranjeros) que viajaron en su mayor parte a Cancún; Los Cabos, Acapulco y los principales destinos turísticos interiores del país.

Las iniciativas integrales y personalizadas pretenden ofrecer a los turistas experiencias personalizadas de convivencia directa con la naturaleza, protocolos sanitarios y propuestas en las que participen hoteles, restaurantes, prestadores de servicios turísticos y autoridades, según un comunicado difundido este sábado.

Leonardo Perli, director general del Hotel Casa Dorada de Los Cabos (Baja California Sur), considera que la vía para reencauzar la actividad de este destino de playa es la interacción entre los diversos eslabones de la cadena productiva.

Perli destaca que de cara al periodo vacacional de Semana Santa es fundamental el impulso integral del turismo que representan iniciativas como Mirador Turístico, plataforma participativa de difusión, intercambio de experiencias y búsqueda de promociones conjuntas en beneficio de los visitantes.

La plataforma Mirador Turístico en su primera etapa ha permitido hacer realidad una difusión integral entre los municipios con tradición de playa de Los Cabos, Manzanillo, Mazatlán, Acapulco y Solidaridad -Playa del Carmen-con la finalidad de impulsar el turismo bajo los parámetros de la nueva normalidad.

Jaime Heredia, presidente municipal de Teotihuacán, Estado de México, agregó que es fundamental el impulso integral del turismo mediante la coordinación con diversos municipios de la región para ofrecer al turista toda una experiencia histórica, gastronómica y de naturaleza bajo la premisa de adaptarse a las medidas de sanidad que exige la nueva normalidad.

 

Turismo mundial podría caer hasta un 67%: OMT

 

El impacto “devastador” de la pandemia de la COVID-19 en el turismo mundial se prolonga en el presente ejercicio, con un endurecimiento de las restricciones para viajar como respuesta a nuevos brotes del virus, y, por tanto, las previsiones para 2021 siguen siendo poco halagüeñas.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha dibujado dos escenarios para 2021, que consideran un posible repunte de los viajes internacionales en la segunda mitad del año.

El primero indica un repunte en julio, lo que llevaría a un aumento del 65 por ciento de las llegadas internacionales para el conjunto de 2021 en comparación con los mínimos históricos del año pasado, pese a lo cual seguirían estando un 55 por ciento por debajo de las registradas en 2019.

El segundo escenario considera una posible mejora en septiembre, lo que conduciría a un incremento de apenas un 30 por ciento del número de viajes con respecto al año anterior y, en ese caso, la cifra sería un 67 por ciento inferior a la de 2019 y sólo un poco mejor que la caída del 74 por ciento con la que se cerró el pasado ejercicio (mil millones de llegadas internacionales menos).

La organización ha explicado este miércoles en un comunicado que sus previsiones se basan en diversos factores, pero especialmente en el levantamiento de las restricciones, el éxito de los programas de vacunación y la introducción de protocolos armonizados, como el certificado digital verde que está preparando la Comisión Europea (CE).

Tras un desplome del 87 por ciento en el número de viajes este enero respecto a 2020 y, con un 32 por ciento del total de los destinos del mundo completamente cerrados a los turistas internacionales a principios de febrero, la OMT augura que los primeros meses de 2021 serán difíciles para el turismo global.

Basándose en las tendencias actuales, la OMT prevé en el primer trimestre un descenso del 85 por ciento respecto a 2019, lo que supondría una pérdida de en torno a 260 millones en comparación con los niveles anteriores a la pandemia.

Según la última edición de su barómetro del turismo mundial, todas las regiones del mundo siguieron experimentando fuertes descensos en enero, dado que las pruebas obligatorias, las cuarentenas y, en algunos casos, el cierre total de las fronteras, han obstaculizado la reanudación de los viajes internacionales.

Además, la llegada de las vacunas y su administración ha sido “más lenta de lo esperado, retrasando aún más el reinicio del turismo”.

Asia y el Pacífico, la región que sigue teniendo el nivel más alto de restricciones, registró en enero el mayor descenso de las llegadas internacionales, del 96 por ciento.

Europa y África sufrieron un declive del 85 por ciento en las llegadas internacionales en ambos casos, mientras que Oriente Medio registró una disminución del 84 por ciento y las Américas, una del 79, tras unos resultados ligeramente mejores en el último trimestre de 2020.

Mientras la perspectiva para el resto del año “sigue siendo incierta”, la OMT mantiene su llamamiento a una mayor coordinación entre los países con respecto a los protocolos de viajes que permita la reactivación segura del turismo y evite otro año de pérdidas ingentes para el sector.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, ha vuelto a señalar que el año pasado fue “el peor en los anales del turismo” y ha pedido que la comunidad internacional tome medidas firmes y urgentes para garantizar un 2021 más prometedor, con la vista puesta en el verano del hemisferio norte, que es su temporada alta.

 

33 millones de turistas internacionales a México en 2021

 

En el mejor escenario para el turismo en 2021, México estima la llegada de unos 33.1 millones de turistas internacionales, quienes dejarán divisas por unos 16 mil millones de dólares, informó el pasado lunes la Secretaría de Turismo del Gobierno mexicano.

La dependencia precisó que entre las expectativas de la industria turística mexicana se mantienen tres escenarios posibles: optimista, conservador y pesimista y además se consideran las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno de Estados Unidos.

En la cantidad de turistas internacionales que llegarán, el escenario optimista proyecta 33.1 millones, lo que representa un incremento de 8.3 millones sobre lo registrado en 2020 y equivalentes a un alza del 33.7 por ciento.

El conservador indica en cambio la llegada de 30.4 millones, es decir 5.6 millones más que en 2020, lo que representa un aumento del 22.6 por ciento, mientras que el pesimista estima la llegada de 25.2 millones de turistas, es decir, 375 mil más que en 2020, con un alza de 1.5 por ciento.

En cuanto al ingreso de divisas por visitantes internacionales, el escenario optimista prevé que lleguen a los 16 mil millones de dólares, 4 mil 700 millones de dólares más que en 2020 y equivalentes a un alza del 41.8 por ciento.

En el escenario conservador se estiman unos 14.400 millones de dólares, superior en 3 mil 200 millones de dólares lo de 2020, es decir, un incremento del 27.4 por ciento; mientras que el pesimista plantea un ingreso de 11 mil 500 millones de dólares, 214 millones más que en 2020, es decir, un aumento del 1.9 por ciento.

En la nota, el titular de Turismo, Miguel Torruco, precisó que, debido a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, el Gobierno de Estados Unidos ha tomado diversas medidas sanitarias, como la incorporación de una prueba negativa de Covid-19 para quienes ingresen a su país en avión.

Bajo este esquema, se plantea que este año la llegada de turistas provenientes de Estados Unidos vía aérea alcanzará los 5.6 millones, un aumento del 8.4 por ciento con respecto a 2020, sin considerar un alto impacto de las alertas de EU.

Mientras que si hay repercusión de las medidas adoptadas, la llegada sería de 5.5 millones de turistas estadounidenses en avión, con un incremento del 6.1 por ciento en comparación con el año pasado.

 

Pronostican tercera ola de COVID-19 después de Semana Santa

 

Una vez pasadas las vacaciones de Pascua, uno de los periodos de descanso más observados por los mexicanos y latinoamericanos es necesario hacer cálculos fríos sobre la actual pandemia. La Semana Santa podría dar lugar a una tercera ola de resurgimiento de contagios de Covid-19 en el país y eso tiene preocupadas a las autoridades sanitarias. 

Según recogió Milenio, Patricia Segura Medina, investigadora del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), alertó que se podría dar un repunte de contagios de coronavirus en México provocado por la notoria movilidad vacacional de la Semana Mayor. 

Segura Medina indicó que el cansancio por las medidas de distanciamiento social, -que ya cumplieron un año el pasado 28 de marzo, fecha en la que arrancó la Semana Santa-, muchas personas podrían salir a vacacionar.

“La llegada la Semana Santa fomentó que la gente volviera a salir y, como consecuencia, vuelva a ser un comportamiento de la sociedad, que haya una menor restricción de distancias”, dijo la investigadora, quien también recordó que hay que tener en cuenta la presencia de las nuevas cepas que aumentan el contagio.

Segura Medina indicó que no hay suficientes personas vacunadas para tener un periodo vacacional de primavera como antes y que esto no sucederá hasta que el 70% de la población esté inmunizada.  

La Semana Santa y la de Pascua, los 15 días que se da de descanso en primavera en las escuelas por motivos religiosos, arrancaron el 28 de marzo y terminarán el 12 de abril.