Eduardo Sánchez  

El pasado 1 de octubre, pobladores del municipio de Juan C. Bonilla tomaron las instalaciones de la presidencia municipal ante el incumplimiento del edil Joel Lozano Alameda, quien pronto presentará su informe de labores de su primer año de gobierno. La inconformidad de vecinos de este distrito ha sido evidente durante los últimos meses, luego de señalar las deficiencias de la actual administración morenista, la cual no ha seguido los principios dictaminados por la 4T. El disgusto más reciente es la nula acción del Ayuntamiento para frenar la descarga de aguas negras en el río Metlapanapa.

El pasado 30 de septiembre, pobladores de Bonilla denunciaron que el Ayuntamiento local pretende permitir la contaminación del río al dejar que empresas del parque industrial de Huejotzingo viertan sus aguas contaminadas. Miguel López Vega, representante de los afectados, y Claudia Martínez Sánchez, directora del Colectivo Nacional Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, también expusieron las amenazas que han sufrido activistas en los últimos meses por oponerse a la obra. Este proyecto ha sido blindado por Joel Lozano, pese a que se incumplen varias normas de protección ambiental, pues la zona es una cuenca del Río Atoyac, además de que en la misma ya operan al menos 30 empresas, pero sólo 10 cuentan con una planta tratadora de agua.

Ante este escenario, pobladores recordaron que, durante su campaña rumbo a las elecciones del año pasado, el funcionario en representación de Juntos Haremos Historia prometió detener la construcción del drenaje industrial. Todo esto provocó que, el pasado lunes durante la noche, se informara que se interpondrá un amparo contra las descargas y la subsecuente contaminación, así como se tomarán las instalaciones de la alcaldía. Pero esta no ha sido la única vez que el político ha atentado contra la sustentabilidad de la zona, pues durante el mes de septiembre, con la presencia de la Policía Federal y Estatal, representantes del gobierno y patrullajes de la Guardia Nacional, se reiniciaron las obras para instalar un tubo de drenaje de aguas negras del corredor industrial de Huejotzingo. Esto, más que afectar al río Metlapanapa, también da inicio a la industrialización en la zona del volcán Popocatépetl, que violó acuerdos pactados con el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (Fpdta) de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

“Los parques industriales de la región están creciendo aún más, se expanden en nuestro territorio, con un nuevo parque industrial que servirá a las empresas armadoras automotrices proveedoras de AUDI y VW, cuya producción depende de la extracción del agua de nuestros mantos, la misma agua que usamos para el consumo diario, para la producción de alimentos y para la crianza de ganado”, declararon los afectados. Ante esta situación se pidió el apoyo del gobernador Miguel Barbosa Huerta, ante la ineficacia de Joel Lozano, pues desde 2008, más de 12 empresas vierten sus aguas, originando la acumulación de gases y afectando la calidad del agua, lo que ha provocado el aumento de casos por cáncer e insuficiencia renal en la zona. Las empresas instaladas en el corredor industrial de Huejotzingo carecen de un programa adecuado de saneamiento de aguas residuales y tampoco coadyuvan en impulsar un proyecto de limpieza en las laderas del cauce, según ha declarado el Fpdta.

INCONFORMIDAD DE LOS POBLADORES

Pobladores del municipio rechazaron la consulta pública sobre el Proyecto Integral Morelos (PIM), la Termoeléctrica La Huexca por considerarla ilegítima, mientras el alcalde sólo reprochó el no haber sido notificado de la primera consulta del nuevo Gobierno en este territorio. Por otro lado, también se reportaron problemas en cuanto a inseguridad, pues durante los primeros meses de su gobierno, se pidió reparar las patrullas descompuestas que estaban varadas en la explanada de la alcaldía. Esto, mientras se reportaban repuntes en los distintos delitos del fuero común. Entre los casos más reportados, han sido los asaltos a transporte público, así como atracos a mano armada en la carretera federal Puebla-México.