Reino Unido es escenario de un estudio inédito sobre Covid-19 que busca obtener “información única” sobre el coronavirus

Unos 90 voluntarios de entre 18 y 30 años serán inoculados con la variante británica, en un estudio aprobado por un comité de ética. El primer paso será determinar qué cantidad de virus es la mínima requerida para generar el contagio

 

En adultos jóvenes sanos.- La variante del virus con la que se infectará inicialmente a los voluntarios, que están ahora siendo reclutados, será la que circula en el Reino Unido desde marzo de 2020 

 

BBC/Infobae

 

Voluntarios jóvenes y sanos serán infectados con coronavirus para probar vacunas y tratamientos.

Se trata de un “ensayo de desafío humano” y es el primero de este tipo que se realiza en el mundo.

El estudio, que recibió la aprobación de los comités de bioética, comenzará en las próximas semanas reclutando a 90 personas de entre 18 y 30 años.

Estarán expuestos al virus en un ambiente seguro y controlado mientras los médicos monitorean su salud.

El ensayo tiene una inversión de 45 millones de dólares por parte del gobierno. Los investigadores también están colaborando estrechamente con las autoridades sanitarias para garantizar que el estudio no afecte a la capacidad del sistema hospitalario de atender a los pacientes durante la pandemia.

“Aunque el desarrollo de las vacunas ha avanzado de forma muy positiva, queremos encontrar las mejores y más eficaces vacunas para su uso a largo plazo. Estos estudios de desafío en humanos se llevarán a cabo aquí en el Reino Unido y ayudarán a acelerar el conocimiento de los científicos sobre cómo el coronavirus afecta a las personas y, en última instancia, podría impulsar el rápido desarrollo de vacunas”, dijo Kwasi Kwarteng, Secretario de Estado de Estrategia Empresarial, Energética y Industrial.

Reino Unido administró dosis de una vacuna covid a más de 15 millones de personas.

Los estudios clínicos han desempeñado un papel vital en impulsar el desarrollo de tratamientos para una serie de enfermedades, como la malaria, la fiebre tifoidea, el cólera y la gripe.

El ensayo ayudará a los científicos a determinarla cantidad más pequeña de coronavirus necesaria para causar una infección y cómo reacciona el sistema inmunológico del cuerpo.

Esto dará a los médicos un mejor entendimiento del Covid-19, la enfermedad causada por el virus, que contribuirá al desarrollo de vacunas y tratamientos.

 

“Información única”

El estudio “Covid-19 Human Challenge” lo lleva a cabo una asociación entre Vaccines Taskforce del gobierno de Reino Unido, Imperial College London, Royal Free London NHS Foundation Trust y la compañía hVIVO, pionera en modelos de pruebas virales en humanos.

“Hemos asegurado una serie de vacunas seguras y efectivas para Reino Unido, pero es esencial que continuemos desarrollando nuevas vacunas y tratamientos para Covid-19”, afirmó Clive Dix, presidente interino de Vaccines Taskforce.

“Esperamos que este ensayo ofrezca información única sobre cómo funciona el virus y ayude a comprender qué vacunas prometedoras ofrecen las mejores posibilidades de prevenir la infección”, aseguró.

 

Análisis de James Gallagher, corresponsal de Salud y Ciencia de la BBC

 

Ya tenemos vacunas contra el Covid-19 enormemente efectivas. Entonces ¿por qué necesitamos ensayos de este tipo en humanos?

Primero, porque nos revelan cosas que son casi imposibles de descubrir en el mundo real.

Cuál es la cantidad de virus necesaria para comenzar una infección, cómo arma el sistema inmunológico su defensa inicial o qué personas desarrollarán síntomas y cuáles no.

El ensayo en Reino Unido comenzará centrándose en estas cuestiones fundamentales.

Pero también hay nuevas vacunas en proceso y el virus en sí está evolucionando.

A finales de este año será casi imposible realizar ensayos de vacunas covid a gran escala en Reino Unido porque se habrá inmunizado a muchas personas.

Pero estos estudios que involucran sólo a un pequeño número de voluntarios aún ofrecerán respuestas a preguntas cruciales, desde cómo se comparan las nuevas vacunas hasta si ellas protegen contra nuevas variantes.

Por su parte, Chris Chiu, investigador jefe del Imperial College de Londres, explicó quiénes son los voluntarios que necesitan para el ensayo.

“Estamos solicitando voluntarios de entre 18 y 30 años que se unan a este esfuerzo de investigación y nos ayuden a comprender cómo el virus infecta a las personas y cómo se transmite con tanto éxito entre nosotros”, detalló.

Los voluntarios serán evaluados para verificar que estén sanos y que no hayan sido infectados por el virus anteriormente.

Se les rociará el virus por la nariz y luego pasarán 14 días en cuarentena en el hospital, mientras son monitoreados de cerca por un equipo médico.

Descubrir cómo se desarrolla el virus en la nariz y analizar las primeras etapas de la infección en las personas antes de que se presenten los síntomas son dos de los objetivos principales.

Los voluntarios serán compensados por su tiempo, con una suma de alrededor de £4.500 (unos US$6.200 aproximadamente) durante el transcurso de un año, que incluirá pruebas de seguimiento.

Inicialmente, para infectar deliberadamente a los voluntarios, el estudio utilizará el virus que ha estado circulando en Reino Unido desde que comenzó la pandemia en marzo, que es de bajo riesgo para los adultos sanos.

Con el tiempo, es probable que a una pequeña cantidad de voluntarios se les administre una vacuna aprobada y luego se expongan a las nuevas variantes, lo que ayudará a los científicos a encontrar estrategias más efectivas, pero esta fase del estudio aún no fue aprobada.