Carolyne Rodríguez

El doctor Mario Iván Urbina Sánchez, médico internista y especialista en temas relacionados con obesidad, diabetes, hipertensión, infecciones gastrointestinales, hígado y pulmones, entre otros, confirmó que la cirrosis hepática, puede causar agresividad y paranoia en quien la padece. En entrevista, con Exclusivas Puebla, el médico confirmó que, derivado de la mala filtración por parte del hígado, las toxinas se acumulan en el cuerpo, lo que deriva en diferentes estados de ánimo, entre ellos, la ira. Por otra parte, Urbina Sánchez señaló que “la encefalopatía es la intoxicación que se va dando, debido al daño que existe en el hígado, lo que deriva en intoxicar el cuerpo y convertir falsos neurotransmisores, y éstos a su vez, alteran la química cerebral y generan alteraciones en la conducta”. Por lo anterior, se confirmó que Manuel “N”, identificado por la Fiscalía General del Estado, como uno de los principales provocadores del linchamiento a dos inocentes en el municipio de Acatlán de Osorio, el pasado 29 de agosto, falleció, luego de su aprehensión, por una cirrosis hepática que padecía. Cabe recordar que Manuel “N”, al momento de su detención, presentaba un estado grave de cirrosis hepática y había estado internado en un hospital, por lo que se decidió, en lugar de ponerlo a disposición del Juez de Control, llevarlo a un Centro de Salud de Acatlán de Osorio para estabilizarlo, pero, ante la gravedad de su padecimiento, se solicitó el apoyo para su traslado al Hospital General de Izúcar de Matamoros, sin embargo, falleció.