La petición hecha por el diputado Oswaldo Jiménez fue turnada a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales para su análisis

Jesús Lemus/Redacción

El diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), Oswaldo Jiménez López, pidió la cabeza de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, luego de la falta de políticas públicas para garantizar la gobernabilidad de la cuarta ciudad más importante del país. Lo anterior ocurrió en la sesión del Poder Legislativo, donde oficializó la petición de destitución de mandato en contra de la presidenta municipal de Puebla, quien proviene de las filas del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Cabe destacar que desde el pasado 14 de mayo, Jiménez López ya había presentado la solicitud ante la Secretaría General del Congreso del Estado para revocar el mandato de Vivanco, sin embargo, en su momento, no fue tomada en cuenta. Rechazó que su petición fuera con fines políticos durante las campañas, que por eso esperó las votaciones del 2 de junio para presentar la revocación de mandato. El panista identificado con el ala fuerte del Yunque, añadió que los índices de inseguridad están por los suelos en la ciudad de Puebla, provocando que los poblanos no salgan con tranquilidad a las calles a realizar sus diversas actividades.

 Jiménez López ejemplificó el lamentable hecho del pasado fin de semana, cuando una mamá fue asesinada afuera de una farmacia, tras despojarla de su automóvil, esto sucedió mientras esperaba a su hija, quien bajó de la unidad para realizar unas compras y posteriormente la llevaría al examen de admisión de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Dijo que el propio ex vocero de la coalición Juntos Haremos Historia, Carlos Meza Viveros, criticó a Rivera Vivanco por las pésimas políticas públicas en materia de seguridad. “No sólo lo digo yo, también el ex vocero de la coalición Juntos Haremos Historia, quien lanza fuertes críticas hacia la alcaldesa, que por cierto, mientras pasan los hechos de violencia, prefiere tomarse fotos con el presidente de México, en Tijuana”. Cabe señalar que más de 17 por ciento incrementaron los homicidios dolosos, secuestros, amenazas, extorsiones, robos de vehículos, delitos sexuales e irregularidades de servidores públicos en Puebla durante el primer trimestre de este año. De acuerdo con el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), entre enero y marzo de este año, se investigaron 5 mil 74 de los delitos antes mencionados, cuando en el mismo periodo de 2018 se tuvieron 4 mil 322 casos; es decir, incrementaron en más de 17 por ciento. Del total de delitos que se registraron ante el Sesnsp destacaron los homicidios dolosos, ya que en el primer trimestre de este año se presentaron 297; en promedio tres casos por día. Sobresalieron los cometidos con armas de fuego.

Entre enero y marzo de 2018 ocurrieron 262 homicidios dolosos investigados en Puebla, lo que en contraste con los 297 casos que se tuvieron en el mismo periodo de este año, significó que los registros de asesinatos en la entidad incrementaron 13 por ciento. De acuerdo con el documento presentado por Oswaldo Jiménez -el cual fue expuesto por Central- se presentan 10 argumentos por los cuales Claudia Rivera debe ser removida del cargo, los cuales son los siguientes:

Que al asumir el mando Rivera tomó el mando de las fuerzas policiales 

-En ese momento quedó comprometida a cumplir con la Constitución

-Cita textualmente su juramento al rendir protesta

En su discurso de toma de protesta se comprometió a “recuperar el tejido social, la seguridad, la autonomía y mejorar la calidad de vida de los servidores públicos” Citan el 115 constitucional que obliga a los gobernantes a hacerse cargo de la seguridad pública. Citan sus facultades como alcaldesa, según la Ley Orgánica Municipal, entre ellas, salvaguardar la seguridad Acusan que la alcaldesa ha sido omisa y por eso el “municipio es inseguro” Hablan otra vez de un “repunte de los índices delictivos” Insisten en que ha sido omisa en atender el tema de inseguridad Dicen: “No es lícito asumir un cargo para el que no se está preparado” De acuerdo con el Artículo 57 de la Constitución local, el Congreso tiene la facultad de revocar de su cargo a cualquier trabajador del Ayuntamiento, sin embargo, primero se debe llevar a cabo una audiencia y tomar en cuenta la parte acusada.