Las sanciones estaban a cargo de la extinta Contraloría del Estado de Puebla

Jesús Lemus

La comisión de Gobernación de Puebla avaló reformas para que la Secretaría de la Función Pública pueda sancionar a servidores públicos que cometan actos de corrupción.

Lo anterior se avaló por unanimidad al interior de la comisión que dirige la diputada local del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Vianey García Romero.

Con base en lo expuesto durante este órgano legislativo, las sanciones en contra de servidores públicos, estaban a cargo de la extinta Contraloría del Estado de Puebla, que por eso la importancia de reformar la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Resaltó que la nueva dependencia tendrá las herramientas necesarias para imponer sanciones administrativas por incumplir con la obligación de conducirse con legalidad e imparcialidad en el desempeño de sus funciones.

“Con esta reforma se lograrán imponer sanciones administrativas por incumplir con la obligación de conducirse con legalidad e imparcialidad en el desempeño de sus funciones de los servidores públicos”.